Rafa Valls hace cumbre

Valls celebra una victoria en el Tour de Omán. / EFE/Kim Ludbrook

«Estoy súper feliz y doy las gracias por la oportunidad de unirme a este grandísimo equipo», explica el escalador El valenciano ficha por el Movistar para la próxima temporada

T. CALERO VALENCIA.

El Movistar Team confirmaba ayer el fichaje de Rafa Valls para 2018. Lo hacía así: «El escalador alicantino reforzará la escuadra telefónica buscando acabar con la racha de lesiones que le han impedido demostrar su contrastada calidad». Ni que decir tiene, el mensaje de Valls en las redes sociales no se hizo esperar demasiado: «Súper feliz de llegar a Movistar Team. Gracias por la oportunidad de unirme a este grandísimo equipo». Rafa Valls y Movistar sus caminos unen sus caminos en un año clave para el equipo que dirige Eusebio Unzué, que reclutó a Mikel Landa, cansado de esperar su oportunidad en el Sky de Chris Froome.

Rafa Valls (Cocentaina, 1987) es el quinto fichaje del Movistar de cara a la próxima temporada. Antes llegaron a la escuadra el propio Landa, Eduardo Sepúlveda, Jaime Rosón y el sub-23 Jaime Castrillo. Para el alicantino, este paso es clave en su carrera después de dos años horribles por culpa de las lesiones. En 2016 se perdió la Vuelta a España por una caída en el Tour de Polonia en la que se fracturó un hueso de la pelvis. Unos meses antes, el valenciano se había lesionado en el hombro izquierdo y finalmente pasó por el quirófano. Entre una y otra, Valls corrió mermado y sin la explosividad suficiente para rendir al máximo nivel en el Lampre.

En agosto de 2017, ya corriendo para el Lotto-Soudal, se rompió la cadera mientras entrenaba. De nuevo el escalador de Cocentaina se perdía una Vuelta, esta última edición, que encaraba con ilusión para desquitarse de las ausencias anteriores. En estos momentos se encuentra recuperándose de esa grave lesión y justo le llega el salto, a sus 30 años, de fichar por uno de los mejores equipos del pelotón.

Valls tiene un papel en el Movistar: acercar a Alejandro Valverde, Nairo Quintana y Mikel Landa a luchar por la general en las grandes vueltas. El alicantino es un consumado especialista en la montaña y en su nuevo equipo, con esos tres líderes, Valls apunta a ser uno de los gregarios de mayor importancia para el conjunto de Unzué. En el Movistar, además de Valverde, Quintana y Landa, hay ciclistas de peso en el pelotón como Winner Anacona, Jonathan Castroviejo, Imanol Erviti, Rubén Fernández, Dani Moreno, Gorka Izagirre, José Joaquín Rojas o el prometedor Marc Soler. Valls, uno de los dos valencianos en la categoría Pro Tour -el otro es Rubén Plaza- se une a un equipo repleto de nombre importantes.

Para el ciclista de Cocentaina, fichar por el Movistar también supone el regreso a casa después de seis años corriendo para escuadras extranjeras. Vacansoleil, Lampre y Lotto han sido las tres etapas del escalador en las últimas temporadas. A lo largo de su carrera (suma ya diez años como profesional), Rafa Valls ha corrido dos Giros de Italia, dos Vueltas a España y cuatro Tours de Francia, una cita en la que en 2010 estuvo a punto de ganar la etapa de montaña en Les Rousses, siendo únicamente superado por Chavanel. En 2015, el alicantino conquistó la clasificación general del Tour de Omán.

Precisamente en Cocentaina, la localidad que vio crecer a Valls, acabará la etapa reina de la próxima edición de la Volta a la Comunitat Valenciana Gran Premi Banc Sabadell. «Queremos garantizar que tanto los deportistas como los aficionados a este deporte encontrarán en Cocentaina un pueblo acogedor y amante del ciclismo», manifestó ayer la alcaldesa, Mireia Estepa. El director de la Volta, Ángel Casero, ensalzó la calidad de los ciclistas que tomarán parte de la ronda valenciana.

Fotos

Vídeos