Ciclismo

Pedaleando y rompiendo moldes

El equipo, que reúne a figuras como Ricardo Ten o Maurice Eckhard, lanza un proyecto pionero en la Comunitat y busca alcanzar la categoría UCI El Dstrel triunfa con su apuesta por el ciclismo femenino y el adaptado

ALBERTO MARTÍNEZValencia

«Lo que debemos intentar es que las corredoras de la Comunitat se queden en la Comunitat»

«Esto supone disfrutar otra vez con algo nuevo. Estoy un poco sorprendido por los resultados»

«Con este proyecto, se ha conseguido que el ciclismo paralímpico sea más visible en la sociedad»

LOS PROTAGONISTASPablo Estrela Mánager Ricardo Ten Ciclismo adaptado Maurice Eckhard Ciclismo adaptado Teresa Ripoll Ciclismo femenino Sofía Rodríguez Ciclismo femenino La estructura femenina, que abarca de cadete a élite, cuenta con Teresa Ripoll y Sofía Rodríguez

«El ciclismo femenino está bastante menos valorado que el masculino en España»

«Es difícil conseguirlo, pero en la Comunitat estamos luchando bastante por subir un escalón»

valencia. El Dstrel fue alumbrado para llenar un vacío, para llegar hasta donde otros no lo habían hecho. Y, de momento, el proyecto marcha sobre ruedas. Pablo Estrela impulsó hace dos años un equipo centrado tanto en el ciclismo femenino como en el adaptado. Una idea rompedora que está funcionando a la perfección. Los resultados, su mejor carta de presentación. Los corredores, mientras demuestran su potencial, aspiran a dar el salto hasta la categoría UCI. Van por el buen camino.

Se trata de una iniciativa pionera en la Comunitat. «Somos el único club que ha apostado por un equipo de ciclismo adaptado y de féminas con esta importancia que le estamos dando», explica Estrela, mánager del Dstrel Hyundai Koryo Car. Una estructura que fomenta la formación.

«A nivel nacional, sólo existe un equipo de ciclismo adaptado -el Génesis, de Barcelona-. El nuestro tiene más corredores, como hemos demostrado en el Campeonato de España», destaca Estrela, orgulloso también de la sección de mujeres: «En féminas, no existe en la Comunitat otro equipo que esté englobando desde cadete hasta élite. Nosotros tenemos toda la pirámide. Cadete, júnior, sub-23 y élite. Pensamos que hay que cuidar la base». El conjunto ha dado un salto en 2017: «Los logros del equipo se han duplicado. En lo que va de año, tenemos 16 maillots de campeones de España en todas las categorías».

En ciclismo adaptado, el número de corredores ha pasado de cinco a 11 este año. Entre ellos, se encuentra el todoterreno Ricardo Ten. El valenciano, con tres oros paralímpicos en 100 metros braza, ha decidido explorar nuevos horizontes. Nada se le resiste. Ya ha cosechado sus primeros éxitos montado en la bici.

«Esto supone disfrutar otra vez con algo nuevo. Estoy muy motivado por estar metido en una disciplina nueva que aún no sé dónde me llevará», comenta Ten, quien ha llegado a practicar algún triatlón. «Después de los Juegos de Río, decidí que era el momento de probar otras cosas, de relajarme un poco de la tensión de la natación. No esperaba que se me diera tan bien. Estoy un poco sorprendido por los resultados que van saliendo. Ahora lo más importante es pasar una clasificación internacional y, a partir de ahí, ver qué recorrido tenemos».

No descarta acudir a unos Juegos como ciclista: «Hemos estado en los Campeonatos de España de pista, ruta y contrarreloj y he ganado todas las pruebas individuales». En octubre disputará el Mundial de natación en México: «En principio, me lo estoy tomando casi como una retirada».

Junto a Ten, se encuentra Maurice Eckhard, bronce en contrarreloj en los Juegos de 2012. El de Rafelbunyol se siente ilusionado en el Dstrel: «Es la primera vez que estoy en un equipo centrado en el ciclismo adaptado y el ciclismo femenino. Y gracias a este proyecto se ha conseguido que el ciclismo paralímpico sea más visible en la sociedad». Este año, ha arrasado en los Campeonatos de España y marcha líder en la Copa del Mundo. Mientras, sueña con crear una escuela para niños con discapacidad.

La sección de mujeres cuenta con 16 corredoras. Teresa Ripoll y Sofía Rodríguez se alzan como dos de las grandes esperanzas del equipo. Ambas residen en Ontinyent. La primera de ellas, de 20 años, compite en categoría sub-23: «El ciclismo femenino está bastante menos valorado que el masculino. En España no se puede vivir del ciclismo femenino a no ser que seas la número uno».

Sofía, de 17 años, se adjudicó el Campeonato de España júnior de ciclocross en 2016: «En la Comunitat, el ciclismo femenino está teniendo cada vez más valor. Es difícil conseguirlo, pero estamos luchando bastante por subir un escalón».

El Dstrel busca más patrocinadores para seguir creciendo. Pretende ser una referencia. «Estamos compitiendo a nivel nacional y, si podemos dar un pasito más, montaríamos un equipo más profesional», apunta Estrela. El reto consiste en formar un equipo femenino UCI. «Trabajando como estamos trabajando con las chicas, desde una base, podemos ir dándoles oportunidades escalón a escalón hacia esa categoría. Tendríamos escuadra más que suficiente», añade el mánager, quien se mira en los espejos del Durango y el Lointek.

«Lo que tenemos que intentar es que las corredoras de la Comunitat se queden en la Comunitat y evitar que se vayan a los dos equipos nacionales que tienen licencia UCI», avisa Estrela. El ciclismo valenciano reacciona.

Fotos

Vídeos