Las Provincias

CICLISMO

El Giro del centenario, un homenaje a campeones

El presidente de RCS, Urbano Cairo, y el ciclista italiano Vincenzo Nibali.
El presidente de RCS, Urbano Cairo, y el ciclista italiano Vincenzo Nibali. / Efe
  • Será un recorrido complicado desde Cerdeña hasta Milán, con dos contrarrelojs individuales

La 100ª edición del Giro de Italia, presentada este martes en Milán, se disputará en mayo de 2017 y conducirá al pelotón de Cerdeña a Milán, donde finalizará un recorrido difícil, diseñado como homenaje a los grandes campeones ciclistas del país: Coppi, Bartali, Pantani o Nibali.

La salida en Cerdeña, donde se disputarán las tres primeras etapas, se conoce desde hace un mes y parece un guiño a un campeón de la nueva hornada, el sardo Fabio Aru, dos veces ya en el podio del Giro (3º en 2014 y 2º en 2015).

El resto del recorrido, que incluye las pendientes del volcán Etna y los paisajes de carta postal de Gargano, cuenta con una tercera semana muy complicada y dos contrarrelojs individuales, de 39 y 28 kilómetros –la segunda el último día en Milán–.

La carrera pasará por Sicilia, llegando en la quinta etapa a Messina, la ciudad natal de Nibali, doble ganador de la prueba (2013 y 2016). Será la segunda vez que el Giro pase en una misma edición por las dos grandes islas italianas.

«Sicilia y Cerdeña respiran ciclismo. Para las dos islas será un gran acontecimiento», dijo el ‘Tiburón’ Nibali, presente en Milán. Además la 11ª etapa, entre Florencia y Bagno di Romagna, partirá desde el museo dedicado a Gino Bartali, en el barrio de Ponte a Ema, donde nació el triple vencedor de la ‘maglia rosa’ (1936, 1937 y 1946).

La 13ª y la 14ª etapa se consagrarán al «campionissimo» Fausto Coppi. La primera pasará por Tortona, donde falleció en 1969 el cinco veces ganador del Giro, mientras que la 14ª saldrá desde su ciudad natal, Castellania.

Esta 14ª jornada terminará en lo alto del santuario de Oropa donde en 1999 Pantani cimentó gran parte de su leyenda.

Al día siguiente el final en Bergamo traerá buenos recuerdos al colombiano Esteban Chaves, segundo tras Nibali en el pasado Giro, ya que en esas carreteras fue capaz de ganar el 1 de octubre el Giro a Lombardía.

En la última semana los homenajes darán paso a las grandes dificultades. En el menú aparecen el Mortirolo y el Stelvio (cima del Giro con sus 2.758 metros, de camino hacia Bormio (16ª etapa).

«Es una etapa en la que se podrán poner los puntos sobre las ies», sonrió Nibali, sotbre esta jornada, que contará con tres ascensiones. El Stelvio se subirá por dos vertientes diferentes.

Dos días más tarde el pelotón se enfrentará a Los Dolomitas, en una terrible 18ª etapa con cuatro puertos. Luego habrá otras dos etapas montañosas antes de la crono final en Milán (28 kilómetros).

El centenario del Giro contará con 3.572 kilómetros. También habrá espacio para los velocistas, con siete finales que parecen diseñados para las llegadas masivas.