Ciclismo

Ciclistas, bicicletas y acción

Magnus Nielsen gana en la etapa del año pasado con llegada en Ribarroja. /EFE
Magnus Nielsen gana en la etapa del año pasado con llegada en Ribarroja. / EFE

La Volta a la Comunitat debuta hoy en Oropesa con un puerto de segunda categoría

Pedro M. Campos Dubón
PEDRO M. CAMPOS DUBÓNValencia

La Volta ya no es sólo la de Catalunya. La que discurre por tierras valencianas se ha ganado el caché. Etapas lucidoras y ciclistas de renombre. Cóctel necesario para disfrutar de un deporte apasionante. Hoy comienza en Oropesa la Volta a la Comunitat-Gran Premi Banc Sabadell. La primera etapa tendrá casi 200 kilómetros con la meta en Peñíscola. Si los esprinters superan el puerto de segunda categoría de La Bandereta a mitad de trayecto todo se decidirá entre los killerse del pelotón. Será una de las dos oportunidades que tendrán -la primera y la última etapa- porque las restantes esperarán a los más fuertes, tanto en la alta montaña como en la contrarreloj de 23 kilómetros.

El abanico de favoritos es amplio, pero por encima de todos reluce Alejandro Valverde. El ciclista del Movistar debuta en una prueba por etapas desde su caída en el Tour. El ciclista murciano probó su nivel competitivo la pasada semana en tres de los trofeos que formaron parte de la Challenge de Mallorca, donde puso fin a 208 días de inactividad tras su accidente en tierras francesas.

El español de Movistar Team pasó por un costoso proceso de recuperación para poder competir en la Volta a la Comunitat Valenciana en condiciones óptimas aunque fue cauto en su reaparición oficial en las Islas Baleares. "La verdad es que el debut en Mallorca fue muy bueno. El primer día estaba nervioso. No era el nerviosismo de otros años antes de la primera carrera; era diferente y quien haya pasado por una situación similar a la mía lo podrá entender. Pero los dos días siguientes fueron duros, con frío, lluvia, carreteras peligrosas. Me vi de los más fuertes en la subida. No quise tomar más riesgos en las bajadas y por eso no pude disputar los triunfos, pero lo más importante fue tener esas sensaciones", comentó el murciano.

El Bala volverá a subirse a la bicicleta para tratar de competir en la prueba, pero destaca el alto nivel de sus rivales. "Son ya cinco días de competición, con una contrarreloj a mitad de carrera. Vamos a dar lo máximo porque estamos bien de forma, pero sin obsesionarnos con la general. Los rivales no creo que estén más fuertes de lo que demostraron Tim Wellens o Gianni Moscon en Mallorca, pero sí que serán más en cantidad. Si allí se quedaban tres o cuatro cuando se seleccionaba la carrera, aquí ese grupo será de diez o quince unidades", resaltó.

Los rivales a los que se refiere Valverde - tendrá a Andrey Amador de escudero- serán David de la Cruz y Woet Poels del Sky, BMC llega con Van Avermaets y el Mitchelton (antiguo Orica) peleará con los hermanos Yates y Albasini. De los españoles destaca Luis León Sánchez, Igor Antón y el valenciano Rubén Plaza.

La 69º edición de la Volta a la Comunitat Valenciana presenta un largo circuito con numerosas dificultades. "Creo que la contrarreloj por equipos puede marcar la carrera. Hemos visto el recorrido y hemos rodado en él y me ha parecido peligroso, sobre todo en la segunda mitad, con mucha curva y contracurva, aunque ya sabemos que es igual para todos. Nosotros tenemos un gran equipo, pero quizás hay bloques como Sky o BMC que parten con ventaja para la general porque van muy rápido en la crono y luego tienen gente que puede aguantar la llegada del sábado. El final de Las Canteras es duro y me gusta, pero no creo que marque grandes diferencias. Espero estar disputando esa etapa", aseguró el campeón español.

El líder de Movistar ganó en 2004 y 2007. En la Comunitat probará su nivel. Participan 175 corredores -han descartado a equipos- y Eurosport lo retransmite para 60 países.

Más sobre La Volta

Fotos

Vídeos