Las Provincias

CICLISMO

Contador y Froome no se resignan

Contador y Froome no se resignan
  • Pese a estar lejos del liderato de Quintana buscarán un vuelco desde hoy en el alto de Mas de la Costa

Antes de citarse con Chris Froome y Alberto Contador en los cuatro verticales kilómetros que suben a la meta del alto de Mas de la Costa (Penyagolosa), Nairo Quintana pasó la jornada de descanso achicharrado en Villarreal. «Bueno, para ganar la Vuelta tendré que vigilarles». A ellos y a Chaves. Tiene margen -parece- de sobra: 3 minutos y 37 segundos sobre Froome, 3,57 sobre Chaves y 4,02 sobre Contador. Eusebio Unzúe, mánager del Movistar, repite el tópico prudente: «Hasta la última raya no se puede cantar victoria». Pero sabe que sólo la «mala suerte» podría apartar a Quintana del triunfo final. «Sobre todo, por la exhibición que Nairo hizo en los ocho últimos kilómetros de Formigal. Hace mucho que no se ve algo así. Eso quiere decir que se encuentra muy bien», apunta el técnico navarro. Su líder está a cinco días de esa línea final. A tres obstáculos: la subida hoy de Penyagolosa, la contrarreloj del viernes y la cima de Aitana el sábado.

En realidad hay dos vallas más. Son de piel y tienen nombre: Contador y Froome. Pese al tiempo perdido, no se resignan. No saben hacerlo. «En el Giro -victoria de Nibali el último día- se vio que las cosas pueden cambiar», avisó Froome. «Mi objetivo no es el podio. Lo daré todo», advirtió Contador, el que incendió la etapa de Formigal, la que calcinó al británico y puso a Quintana la Vuelta en bandeja. «Nairo me saca una diferencia enorme, pero aquí aún pueden pasar mil cosas». Palabra de Contador. Suele cumplirla. «Todavía no tengo muy claro cómo afrontar lo que queda», soltó el madrileño, que durmió en Benicasim. Aprovechó para visitar el puerto donde hoy termina la etapa: los cuatro kilómetro del alto de Mas de la Costa. Con muros del 21%. Notó el calor, la falta de aire. Las peores condiciones. Sonrió. «Va a ser uno de los días más difíciles de la Vuelta», pronosticó. Hay que estar atento con los vaticinios de Contador que a cuatro minutos del colombiano no está descartado.