NBA

LeBron, con 45 puntos, pone a los Cavaliers en semifinales

Lebron James. /Reuters
Lebron James. / Reuters

Harden, con 41 puntos, da el primer triunfo a los Rockets frente a los Jazz de Utah

EFEHouston

El alero estrella LeBron James volvió a ser la gran figura y salvador de los Cavaliers de Cleveland al aportar 45 puntos con los que lideró a su equipo al triunfo por 105-101 ante los Pacers de Indiana en el séptimo y decisivo partido de la eliminatoria de primera ronda de playoffs de la Conferencia Este de la NBA. La victoria permite a los Cavaliers ganar por 4-3 la serie al mejor de siete y disputar a partir del martes la semifinal ante los Raptors de Toronto, con ventaja de campo para el equipo canadiense, en lo que será el duelo de revancha de las finales que disputaron el año pasado.

Junto a James, que anotó 16 de 25 tiros de campo, incluidos dos triples de tres intentos, y 11 de 15 desde la línea de personal, además de capturar ocho rebotes y repartir siete asistencias, otros cuatro jugadores de los Cavaliers tuvieron números de dos dígitos. James, que ganó el séptimo partido de una serie por quinta vez consecutiva, también hizo historia al recuperar cuatro balones y convertirse en el líder de todos los tiempos de robos en la historia de los 'playoffs' con 399 después de 15 años de profesional.

La recuperación de balón histórica de James llegó en el segundo cuarto y superó al miembro del Salón de la Fama Scottie Pippen, que como profesional llegó a los 395 en 208 partidos de playoffs, mientras que la estrella de los Cavaliers necesitó 237. El escolta argentino Manu Ginóbili, que ocupa el décimo puesto en la lista de todos los tiempos, es segundo entre los jugadores en activo con 292 robos de balón, mientras que Dwyane Wade (13) es tercero con 273.

James tiene ahora marca de 13-0 en series de primera ronda de playoffs y gracias a su gran aportación hizo posible la clasificación de los Cavaliers que tuvieron que llegar al máximo de la serie ante unos Pacers que también tuvieron la oportunidad de estar en las semifinales. A pesar de sufrir calambres en el tercer cuarto, James, de 33 años, que tuvo que recibir tratamiento en el vestuario, pero volvió recuperado y evitó que los seguidores de los Cavaliers lo pudiesen haber visto por última vez vistiendo la camiseta del equipo de Cleveland.

Calderón, en el banquillo

El pívot Tristan Thompson, que fue la sorpresa al salir de titular, respondió como factor ganador al conseguir un doble-doble de 15 puntos y 10 rebotes, mientras que el pívot Kevin Love también consiguió canastas decisivas con cuatro puntos que le permitieron al final llegar a los 14 tantos y capturó seis balones bajo los aros.

Thompson tuvo impacto de inmediato en el juego de los Cavaliers al aportar seis puntos y siete rebotes, que unidos a los 26 tantos conseguidos por James permitieron a los Cavaliers irse al descanso con la ventaja parcial de 11 puntos (54-43) que serían decisivos.

Mientras que el base George Hill, que volvió con el equipo tras haberse perdido los tres partidos anteriores con espasmos en la espalda, logró 11 puntos, todos en los 19 minutos que jugó en la segunda parte.

El base español José Manuel Calderón esta vez no jugó ningún minuto por decisión del entrenador de los Cavaliers Tyronn Lue, que colocó al escolta Kyle Korver con número uno, mientras que J. R. Smith salió de titular. Calderón tendrá la oportunidad de enfrentarse a su exequipo de los Raptors con quienes también jugó los playoffs en su primera etapa de profesional en la NBA.

De nuevo, el escolta Victor Oladipo se convirtió en el líder encestador de los Pacers al conseguir un doble-doble de 30 puntos, 12 rebotes defensivos, repartió seis asistencias y recuperó tres balones. Mientras que el base Darren Collison llegó a los 23 tantos y ambos mantuvieron a los Pacers en el partido al colocarse a cuatro tantos en el último minuto del tiempo reglamentario antes que James anotó canasta tras recibir un pase de Korver con 30 segundos para que sonase la bocina.

Oladipo anotó un triple en la última décima de segundo del tiempo reglamentario e inmediatamente se fue a abrazar a James para felicitarlo por la clasificación conseguida, a pesar que en el quinto partido se generó la polémica de la interferencia que le hizo a un intento de canasta y que los árbitros lo dieron como tapón cuando el marcador estaba empatado a 95-95. Luego James hizo un triple antes que sonase la bocina y le dio el triunfo decisivo a los Cavaliers (98-95).

«Hemos tenido que jugar al límite, pero al final conseguidos la victoria que necesitábamos para estar en las semifinales y eso es lo que cuenta», declaró James al concluir el partido. «No pienso en marcas, sólo en ayudar a mi equipo a salir ganador en cada partido».

Harden, inspirado

El escolta estrella James Harden siguió inspirado en su juego ofensivo y con 41 puntos lideró el ataque e los Rockets de Houston que se impusieron por 110-96 a los Jazz de Utah en el primer partido de las semifinales de la Conferencia Oeste que disputan al mejor de siete. El segundo partido se jugará el próximo miércoles, en el mismo escenario del Toyota Center, de Houston, donde los Rockets saldrán con la ventaja de 1-0.

Harden, que jugó 37 minutos y anotó 12 de 26 tiros de campo, incluidos 7 de 12, además de capturar ocho rebotes y repartir siete asistencias, se combinó con el base Chris Paul para asegurar el triunfo de los Rockets desde el descanso cuando el equipo de Houston tenía ya en su haber una ventaja de 25 puntos (64-39). Paul aportó 17 puntos y seis asistencias al concluir la primera parte.

Los Jazz, que jugaron sin el base español Ricky Rubio, baja por una lesión en el tendón de la corva de la pierna izquierda, no tuvieron nunca respuesta a la inspiración encestadora de los Rockets, que además se aprovecharon de su mayor descanso y mayor poder físico al no haber jugado desde el pasado miércoles cuando eliminaron a los Timberwolves de Minnesota. La ausencia de Rubio dejó a los Jazz sin una aportación importante tanto en la dirección del juego como de unos promedios de 14 puntos, 7,3 rebotes y siete asistencias que había logrado el jugador de El Masnou en la primera ronda.

Además que los Jazz tuvieron que jugar el viernes el sexto partido ante los Thunder de Oklahoma City y prácticamente, con las horas de vuelo desde Utah, no tuvieron apenas tiempo para descansar y recuperarse del esfuerzo realizado.

La victoria fue la cuarta consecutiva que los Rockets conseguían en los playoffs por 10 o más puntos de diferencia y la quinta seguida ante los Jazz con promedio de 16,8 de diferencia en el marcador final. Harden se mantuvo como el verdugo de los Jazz con los que logró un promedio de 34,3 puntos en los partidos que ha disputado esta temporada ante el equipo de Utah, incluido el que jugaron el pasado noviembre que los Rockets ganaron por 137-110 y el escolta estrella del equipo de Houston estableció su mejor marca como profesional al llegar a los 56 tantos.

Los Rockets, que tuvieron su mayor ventaja en 27 puntos, también recibieron el apoyo del pívot suizo Clint Capela que logró un doble-doble de 16 puntos, 12 rebotes y puso un tapón. Mientras que el alero PJ Tucker llegó a los 15 tantos para completar la lista de los cuatro titulares que tuvieron números de dos dígitos.

Como equipo los Rockets lograron un 45 (37-82) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 53 (17-32) en los triples, comparados al 50 (38-76) y 32 (7-22), respectivamente, de los Jazz, que perdieron la batalla dentro de la pintura con 37 rebotes por 43 para la franquicia de Houston.

Aunque los Jazz lucharon con sus titulares hasta cuando quedaban dos minutos por jugarse, cuando el entrenador Quinn Snyder, dio ya por perdido el partido, al final nunca pudieron recuperarse del abismo en el que se metieron al concluir la primera parte. La ausencia de Rubio se notó demasiado a la hora de mover el balón y las 18 pérdidas que tuvieron los Jazz, por 14 de los Rockets, tampoco les ayudó.

Rubio informó de que no sabe cuando podrá volver a jugar, pero su deseo es hacerlo lo antes posible. «No creo que pueda estar para el segundo partido y luego ya veremos. Aunque tenga que forzar mi presencia en el campo, mi deseo es salir y ayudar al equipo».

Mientras el escolta Donovan Mitchell con 21 puntos, los mismos que tuvo el alero reserva Jae Crowder, fueron los dos mejores encestadores de los Jazz, que también tuvieron el apoyo del alero australiano Joe Ingles al conseguir 15 tantos. El pívot francés Rudyt Gobert llegó a los 11 tantos, capturó nueve rebotes -el mejor del equipo en esa faceta del juego-, dio una asistencia y recuperó un balón.

El base brasileño Raul Neto, que tuvo ocho minutos de acción como reserva de los Jazz, destacó al conseguir cuatro puntos después de los dos tiros que hizo a canasta, capturó un rebote y cometió una falta personal. «Tendremos que jugar mejor defensa si queremos superar la eliminatoria», declaró Neto a Efe al concluir el partido. «La diferencia que lograron en la primera parte fue imposible de remontar».

Fotos

Vídeos