Mercado

Hayward ficha por los Celtics y añade talento al Este

Gordon Hayward disputa el balón con Avery Bradley, su nuevo compañero de equipo./CJ GUNTHER
Gordon Hayward disputa el balón con Avery Bradley, su nuevo compañero de equipo. / CJ GUNTHER

El de Indianápolis percibirá 128 millones de dólares en cuatro años en el que ha sido el único gran movimiento de la conferencia en la agencia libre

JULIÁN ALÍAMadrid

Gordon Hayward anunció este martes su fichaje por los Boston Celtics. El jugador se reunirá de nuevo con Brad Stevens, quien ya fue su entrenador en la universidad de Butler, mientras que el conjunto de Massachusetts consigue un 'All Star' en la posición de alero y corta la sangría de estrellas que abandonan la conferencia Este. Su llegada es el primer paso claro de la franquicia para intentar arrebatar a los Cavaliers la hegemonía del Este y poder pensar en el anillo a corto plazo.

Con el movimiento, los Utah Jazz quedan gravemente perjudicados, ya que Paul George (Oklahoma City Thunder), Jimmy Butler (Minnesota Timberwolves) y Paul Millsap (Denver Nuggets) han firmado sus nuevos contratos con equipos del Oeste y Carmelo Anthony coquetea con unos Houston Rockets que ya han adquirido a Chris Paul. Además, los grandes jugadores de la conferencia están renovando con sus respectivos equipos. Es el caso de Kevin Durant y Stephen Curry con los Golden State Warriors y Blake Griffin con Los Angeles Clippers, evidenciando la diferencia de talento respecto a los equipos del Este, donde hasta ahora solo había destacado la renovación de Kyle Lowry con los Toronto Raptors.

Paul George aterriza en Oklahoma, donde formará una dupla espectacular con Russell Westbrook, máximo anotador de la pasada temporada, para aportar al menos un año (el que le queda de contrato) de ilusión a la ciudad que vivió la marcha de Kevin Durant el verano pasado.

Jimmy Butler vuelve a estar a las órdenes de Tom Thibodeau, quien no tendrá ningún reparo en exprimirlo al máximo en la pista y concederle más de cuarenta minutos por noche. Además, coincidirá con Taj Gibson, un viejo conocido también con el sello del entrenador.

Millsap, por su parte, llega a Denver para ser la pareja de baile en el juego interior de Nikola Jokic, quien se destapó la pasada campaña como un jugador con talento único y sobre el que, parece, se puede construir una franquicia.

Fotos

Vídeos