Jorge Garbajosa | Presidente de la FEB

«El calendario es una barbaridad y muy malo para el espectáculo»

Jorge Garbajosa, en L'Alqueria del Basket durante su última visita a Valencia./J. Bermejo
Jorge Garbajosa, en L'Alqueria del Basket durante su última visita a Valencia. / J. Bermejo

El expívot internacional avala el proyecto de Valencia Basket: «Es una buena noticia para la Liga Endesa que hayan alternativas de poder»

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

El máximo dirigente de la FEB, Jorge Garbajosa, volvió a visitar esta semana L'Alqueria para presentar una nueva edición de Actibasket, una iniciativa que la Federación y la Fundación Trinidad Alfonso llevan de la mano. En el horizonte, las ventanas de selecciones de febrero, donde ya sabe que los jugadores del Valencia Basket volverán a no estar disponibles por la jornada de Euroliga, donde los taronja tienen una cita en Atenas.

-Parece que está opositando en Valencia con tanta visita.

-No es opositar (sonríe). A Valencia vengo mucho porque hay tanta actividad de baloncesto y lo hago encantando. El programa Actibasket lo llevo muy dentro porque creció cuando estaba en la Fundación de la FEB y seguimos junto al Valencia Basket por cuarto año consecutivo.

-¿Eventos así sirven para limar las diferencias con el Valencia Basket en temas de mayor calado, como las ventanas de selecciones?

-Venir a L'Alqueria sirve para compartir tiempo con un club como el Valencia Basket con el que en ocasiones no tenemos la misma opinión sobre algunos temas pero que por encima de todo los dos queremos y nos une lo mismo, el baloncesto. Estamos en la obligación, con todas las letras, de llegar a un acuerdo con clubes como el Valencia Basket y con la Euroliga.

-Lo que seguro que le une con la entidad valenciana es su apuesta decidida por el producto nacional.

-Esa es una, pero nos unen muchas cosas con Valencia Basket. Tengo la suerte de llevar mucho tiempo trabajando con Esteban Gallego, Víctor Luengo, Paco Raga, Chechu Mulero o ahora José Puentes. Los conozco a todos y tenemos muy buena relación, lo único que pasa es que en ocasiones nuestros intereses no coinciden. No puedo decantarme por ningún club pero es una buena noticia para la Liga Endesa que hayan alternativas de poder, como ocurrió la pasada temporada. Y más si tienen tantos jugadores nacionales.

-¿Las ventanas sirvieron para que el gran público descubriera a más jugadores con talento en España?

-El aficionado del día a día por supuesto que conoce a Paulí, Vicedo o Sergi García pero a lo mejor otros no. La dimensión de la selección les ha puesto mucho más en el mapa y me alegro porque llevan trabajando muchos años y de alguna manera ahora se les ve reconocido por el gran público.

-¿Le dolió que se les llamara de forma despectiva 'Selección C'?

-Sí. En general creo que el trato ha sido muy respetuoso porque además han demostrado algo espectacular. Su respuesta anímica fue excepcional dejando claro que defendían la camiseta de la selección sabiendo que hay unos condicionantes poco habituales. Su orgullo de estar con España y de demostrar no sólo el compromiso sino su gran nivel de baloncesto fue maravilloso.

-¿Fue injusto que se pusiera esas semanas entre la espada y la pared a los jugadores de Euroliga?

-Hablé con casi todos ellos, sobre todo con los más veteranos, desde Sergio Rodríguez en Rusia a San Emeterio en Valencia. Vivieron la situación de manera muy incómoda y muy estresados. Darme cuenta de eso fue el gran motivo por el cual no se les llegó a convocar en la lista definitiva porque era injusto ponerles en esa situación. Esperemos que no se vuelva a repetir.

-Se da por seguro que si España se clasifica por el Mundial no habrá jugadores de las ventanas en China 2019. ¿Es tan claro eso?

-Se dará por seguro a nivel de opinión pública pero a nivel interno no es así. Hay jugadores que han salido muy revalorizados después de los partidos ante Montenegro y Eslovenia. Algunos están haciendo temporadas en sus equipos de nivel de selección. Una de nuestras claves es el respecto al deportista.

-¿La saturación del calendario puede poner en peligro el baloncesto europeo? La plaga de lesiones en equipos de Euroliga como Valencia Basket no son una casualidad.

-El calendario es una absoluta barbaridad y el ejemplo del Valencia Basket creo que es muy claro con respecto a las lesiones. Esa saturación de partidos es muy mala para el jugador y el espectáculo y eso es algo que venimos reclamando desde la Federación y la ABP (sindicato de jugadores) desde hace mucho tiempo. Es un calendario perjudicial para la salud del jugador , que es lo que tenemos que cuidar todos.

-Todos hacen el mismo diagnóstico pero no logran un acuerdo.

-Desde la FEB estamos abogando desde hace mucho tiempo por un calendario único, conciliado, donde haya sitio para todos y donde no se ponga al jugador a este nivel físico extremo, que es brutal. En muchas ocasiones las lesiones son consecuencia de tanto estrés mental, de preparación de partidos y de viajes. Si a eso le sumas la situación que han vivido algunos jugadores de no poder decidir con quien van a jugar suceden estas cosas.

-¿Considera entonces que en el bache en Euroliga de los equipos españoles en noviembre tuvo que ver ese tema mental?

-Al final, en la Liga Endesa cada equipo juega un partido exigente cada fin de semana y luego en ocasiones tienen que afrontar una doble jornada de Euroliga entre semana. Es un calendario insostenible para el jugador, que al final es al que tenemos que defender porque son los que dan espectáculo y hacen que vengan los aficionados, paguen una entrada y lo vean por televisión.

-¿Lo que le queda al Valencia Basket para cerrar el círculo es tener un equipo en Liga Femenina?

-No entro a valorar si sería la cuadratura del círculo porque conociendo a Juan Roig y su equipo luego tendrían otra iniciativa más, pero es cierto que para nosotros el femenino es muy especial. Proyectos como el del Valencia Basket son muy importantes para ese crecimiento futuro del baloncesto femenino.

-¿Se ha tenido demasiado paternalismo y ha faltado apuesta de verdad por el basket femenino?

-Estoy de acuerdo. El baloncesto femenino no es proyecto social, hay que ayudarlo porque lo merecen. Hay que acabar con el paternalismo y tenemos que poner en valor lo que dan al deporte español.

Fotos

Vídeos