Baloncesto

El baloncesto español firma la paz

El presidente del CSD, José Ramón Lete, en el centro, durante la reunión de hoy./EFE
El presidente del CSD, José Ramón Lete, en el centro, durante la reunión de hoy. / EFE

La ABP levanta la huelga de la Copa del Rey al llegar a un acuerdo con la ACB sobre el Fondo Social del sindicato

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El teléfono del director general del Valencia Basket, Paco Raga, sonó ayer, por enésima vez en las últimas horas, a las tres de la tarde. Con las mejores noticias posibles, la desconvocatoria de la huelga de jugadores para la Copa del Rey tras el acuerdo entre la patronal y el sindicato con la mediación del Consejo Superior de Deportes. El dirigente soltó una mochila de presión de varias toneladas de peso y más después de desayunar con la bomba de profundidad de Alfonso Reyes, el presidente de la ABP, que aseguró en este periódico que toda la plantilla del Valencia Basket, sin fisuras, apoyaba la convocatoria de huelga. El paro se desactivó dos horas antes de que la expedición taronja se subiera a un avión privado, toda una declaración de intenciones de Juan Roig de asegurar que su equipo, fuera con quien fuera, iba a disputar sí o sí la Copa. El escenario que más se temía por la mañana en la Fonteta era aterrizar ayer en Gran Canaria con la huelga aún en vigor para hoy, con lo que el equipo hubiera sido el objeto de todas las cámaras al ser el único presente en la sede del torneo. Afortunadamente, la fumata blanca evitó esa imagen.

Como suele ocurrir en estos casos, donde la cuerda no podía estar más tensa, se llegó a un acuerdo entre lo que querían unos y otros, aunque la presión ejercida por los jugadores y que puso en peligro la celebración del torneo inclinó la balanza en favor de los deportistas. La ABP salvó la dotación del Fondo Social, la financiación del sindicato, en las misma cifra que la actual temporada en los próximos dos cursos, donde recibirán 315.000 euros. A cambio, tuvo que aceptar la rebaja de esa cantidad para las siguientes dos temporadas del convenio, hasta 280.000 euros el tercer año y 270.000 euros el cuarto. En esos dos últimos ejercicios, la ABP tendrá que cobrar cuotas a sus asociados para completar su financiación.

Hay que recordar que la oferta inicial de la ACB, la que provocó que los jugadores anunciaran una huelga indefinida a partir del 14 de febrero, rebajaba la cifra ya a partir del segundo año hasta los 105.000 euros más un 1% de los derechos televisivos. Fuentes conocedoras de la negociación aseguraron ayer a esta redacción que el perjuicio económico que iban a sufrir los miles de seguidores que se van a desplazar a Gran Canaria y el peligro de ver amenazado el impacto del mejor evento de la ACB para los patrocinadores abrió la mano de la patronal. Hacer peligrar el torneo por una derrama de 17.500 euros por equipo hubiera sido algo complicado de explicar.

Los jugadores del Valencia Basket, en especial los nacionales que dieron un paso al frente el domingo para defender la postura de la ABP y el derecho de huelga, no escondieron su satisfacción tras el acuerdo. Los mensajes de felicitación a su presidente no tardaron en llegar al teléfono de Alfonso Reyes. El cordobés, sabedor de la decisión de la entidad valenciana de adelantar el viaje a Las Palmas para evitar el paro, no pudo esconder su emoción al valorar, nada más firmarse el acuerdo, lo que supone para los jugadores que debían enfrentarse a una dura decisión en Gran Canaria, liberarse de esa presión sobre la campana: «Salimos con una nueva relación entre jugadores y clubes. Es un punto de partida muy importante para afrontar retos que tenemos que solventar. Quiero reiterar el agradecimiento a la afición, que ha soportado y tenido consideración por estos momentos de negociación que han podido ser muy duros». El exjugador tildó como «joya de la corona» la disputa de la Copa del Rey y quiso subrayar su agradecimiento a los jugadores que decidieron dar la cara el domingo, exponiéndose a las críticas: «Quiero destacar la honestidad y generosidad que han tenido muchos jugadores que no se juegan nada, que ya lo tienen todo y que podían sacrificar la Copa. Lo han hecho porque sabían que podían mejorar el baloncesto para los jugadores actuales y los que vendrán en el futuro. A los jugadores nunca se les debe perder el respeto porque son los creadores del deporte».

Aunque el Fondo Social ha copado todos los titulares en los últimos días, al ser el motivo de la huelga, el nuevo convenio firmado entre la ACB y la ABP, que tendrá vigencia hasta junio de 2022, recoge entre otras mejoras el aumento de un 10% del salario mínimo, del fondo asistencial, impedir el derecho de tanteo a clubes que tuvieran alguna deuda con ese jugador y elevar al 100% del último salario la oferta cualificada en el mismo, cuando ahora era del 75% o el 85%, dependiendo del contrato. Ambas partes se emplazaron a otra reunión para hablar de los derechos audiovisuales.

Fotos

Vídeos