Las Provincias
Anna Montañana, junto a los trofeos del Dorna.
Anna Montañana, junto a los trofeos del Dorna. / juan. j. monzó

Un joyero de Valencia se ofrece para restaurar las copas del Dorna

  • El Ayuntamiento de Godella se compromete a sufragar las vitrinas y la intención es exhibir los trofeos en el Pabellón Municipal desde junio

«Soy suscriptor de LAS PROVINCIAS, leí el reportaje de las copas del Dorna y me pareció un ejemplo de que una vez más siempre hacemos bueno lo de fuera y a lo valenciano no le hacemos ni caso. Por ese motivo decidí dar el paso y ofrecerme a restaurarlas, para que tengan el aspecto que merecen», así comienza el bonito final de la historia que llevará a los trofeos del mítico Dorna Godella a lucir como se merecen en el Pabellón Municipal. Argimiro Aguilar Domingo es un conocido joyero de Valencia que se ha ofrecido a patrocinar la restauración de las copas, que actualmente se encuentran concentradas en un rincón del Taller de Historia de Godella, tras la donación de la que fuera gerente del club valenciano, Dolores Escamilla, en 2013. La treintena de trofeos, donde se encuentran las seis Ligas y las cuatro Copas de la Reina, por fin brillarán como se merecen, como el primer día cuando fueron levantadas por el equipo comandado por el maestro Vukovic.

El dueño de Argimiro Joyeros ya se ha puesto en contacto con Anna Montañana para darle la noticia y poner su taller a disposición de la iniciativa. La que fuera jugadora del conjunto valenciano, la más joven en debutar en la Liga Femenina con 13 años y 364 días, expuso su sueño el pasado 1 de febrero en este periódico, un alegato que removió conciencias en la sociedad civil y también en la política. Desde aquel día, Montañana se ha reunido con el Ayuntamiento de Godella, que se ha comprometido a sufragar los costes de las vitrinas donde se exhibirán los trofeos una vez restaurados. La hoja de ruta, si se pueden cumplir los plazos, es que la puesta de largo sea en junio, cuando se celebre la habitual fiesta de final de temporada de L´Horta Godella.

El empresario que ha dado el paso para adecentar los trofeos no dio crédito a la foto de las copas en el suelo, el símbolo que le hizo tomar la decisión: «No entiendo que un equipo histórico como el Dorna, que ha sido de lo mejor que ha dado el deporte valenciano en las últimas décadas, lo tengamos olvidado con ese símbolo de los trofeos en el suelo y que después a otros equipos de otros deportes se le de toda la publicidad del mundo. Esa injusticia fue la que hizo que tomara la decisión».

El joyero resume su acción recordando que la sociedad civil debe ser, a día de hoy, un motor para la sociedad: «Ahora los modernos le llaman responsabilidad social corporativa pero siempre he pensado que tenemos que devolver a la sociedad parte de lo que ella nos ha dado. Creo que hay que ser solidario y no convertirte en un egoísta. La historia es patrimonio de todos los valencianos y este ha sido un caso más de que somos 'meninfots' con lo nuestro. Nos centramos sólo en el fútbol cuando tenemos equipos que han conseguido llevar el nombre de Valencia por todo el mundo».

El estado de las copas, alguna de ellas tienen un papel en la tapa que advierte de su fragilidad, precisa de una restauración integral puesto que no hay que olvidar que son trofeos con más de dos décadas de antigüedad. Lo primero que realizará el taller de joyería es quitarle la oxidación y los desperfectos que tengan, para después platearlos y lacarlos de nuevo para que no se vuelvan a oxidar. El proceso también incluirá un lavado de cara para las placas y las grabaciones, para que puedan lucir como el primer día para orgullo de todos los valencianos. Ahora, el objetivo es poder reunir antes de junio las tres joyas de la corona que no están en propiedad del Taller de Historia, las dos Copas de Europa y el Mundial de Clubes. Serían las tres guindas del pastel. El mejor final para una historia donde Godella quiere recuperar su memoria.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate