El valenciano Eusebio Cáceres, octavo del mundo en longitud

Eusebio Cáceres, durante la final de salto de longitud de ayer. / REUTERS/Hannah McKay
Eusebio Cáceres, durante la final de salto de longitud de ayer. / REUTERS/Hannah McKay

«Podría haber hecho marca personal», lamenta tras un primer salto de 7,91 metros y competir con molestias el resto de la final

EFE BIRMINGHAM.

Eusebio Cáceres se clasificó octavo en la final directa del Mundial en pista cubierta con una marca de 7,91 en su primer salto. Llegaba a Birmingham con problemas de ajuste a la tabla pero en forma según los test de velocidad y salto. Su marca reciente de 8,16 le inscribía, incluso, en la lista de aspirantes al podio, o por lo menos a ganar plaza de finalista (8 primeros) en una final directa sin el desgaste de la ronda clasificatoria.

Empezó entonado el concurso con un salto de 7,91, pero a continuación hizo dos nulos, lo que no le impidió pasar, como octavo, a la mejora, una vez que el gran favorito, el sudafricano Luvo Manyonga, bajo presión, escapó de la eliminación con un tercer salto de 8,33 después de dos nulos.

Cáceres, con molestias en un pie, renunció al cuarto salto, hizo un nulo en el quinto y ahí acabó su trayectoria. Sólo los cuatro primeros tienen derecho a ejecutar el sexto y último salto. «En el Campeonato de España estuve perfecto, pero tras el segundo salto he notado que se me agarrotaba. He intentado seguir porque venía con ganas de hacer un buen concurso», aseguró el alicantino en Teledeporte.

Mechaal se mete con autoridad en la final de 3.000; De Arriba y Ordóñez se clasifican para la de 800

El atleta de Onil realizó una lectura optimista de su participación en Birminham. «Me sentía bien y creo que podría haber hecho marca personal en pista cubierta. Creo que podría haber llegado a 8,10 o así. Se ha visto en la final que son muy buenos, el nivel está muy alto y eso me anima a seguir trabajando para llegar ahí», comentó Cáceres.

El concurso concluyó con la sorprendente victoria del cubano Juan Miguel Echavarría, que batió con una marca de 8,46, la mejor del mundo este año, al gran favorito, Luvo Manyonga, titular mundial al aire libre, que se quedó a dos centímetros. El estadounidense Marquis Dendy fue tercero con 8,42.

Quien parece no tener techo es Óscar Husillos. El palentino se metió en la final de 400 metros y batió, de paso, por segunda vez este año el récord de España al ganar la segunda semifinal en 45.69, el mejor crono de la historia en una semifinal mundialista. El toledano Lucas Búa se quedó fuera, sexto y último en su serie con 47.14.

A Husillos, que este año ha ganado todo lo que ha corrido y había dejado el récord de España de 400 en 45.86, le tocó en suerte la calle cinco de la segunda serie, en la que sólo el estadounidense Michael Cherry partía con mejor marca que él (45.53). El palentino entró en cabeza a la calle libre, pasó el 200 en 21.30 y aguantó delante hasta la meta: 45.69, nuevo récord de España, el cuarto que bate este año.

Husillos correrá la final hoy a las 21.20 horas. Se sabe con opciones de «hacer algo bastante grande». No fue el único español que brilló ayer en el Birmingham Arena. Por la mañana, Adel Mechaal se clasificó con gran autoridad para la final de 3.000 al terminar tercero con un tiempo de 7:43.83, dejándose ir en los últimos metros de la primera serie. Por la tarde, el salmantino Álvaro de Arriba y el leonés Saúl Ordóñez se metieron en la final de 800. Marta Pérez, debutante en unos Mundiales bajo techo, quedó eliminada en las series de 1.500 y Laura Bueno cayó en 400 metros.

Fotos

Vídeos