De Valencia a Virginia por el triatlón

Joan Colino pedalea durante una prueba.
Joan Colino pedalea durante una prueba. / miguel ángel cercós

Joan Colino | TriatletaEl deportista aterriza en la reconocida Liberty University, que le ha ofrecido una beca por sus prometedores resultados

VALENCIA.

Un correo electrónico cambió su vida. El remitente era el cazatalentos Parker Spencer. Cuando Joan Colino leyó el mensaje, supo que, ante sus ojos, se acababa de presentar una oportunidad que no podía dejar escapar. El valenciano, a sus 18 años recién cumplidos, decidió embarcarse en el proyecto. La aventura gira alrededor de una afición que, al otro lado del océano Atlántico, puede convertirse en algo más que eso. El joven triatleta ha demostrado su potencial en la Comunitat y, a partir de ahora, tratará de hacerlo en Estados Unidos. Liberty University ha reclutado al prometedor deportista, quien a finales de junio aterrizó en Virginia. Su nueva casa.

Colino ha recibido una beca de la reconocida universidad estadounidense para estudiar International Business y, paralelamente, afrontar otra carrera: la del triatlón. Ha pasado a formar parte de un equipo confeccionado a base de jóvenes de distintos rincones del planeta. Natural de Burjassot, entrenaba y competía con el Avant Moncada. Entonces, su nombre llegó a la mesa de Parker Spencer.

«El hermano pequeño de un compañero francés del Avant Moncada fue becado para ir a Liberty University. El entrenador quiere hacer un equipo de triatlón con talentos internacionales. Preguntó al hermano de mi compañero si conocía a alguno, porque sólo quieren a juniors. El entrenador logró mi correo electrónico y se puso en contacto conmigo. Tuvimos una reunión y me ofreció una beca mientras lleve resultados buenos», explica Colino.

Parker Spencer ha captado a jóvenes talentos de todo el mundo, como Colino: «Soy el único español»

La universidad cubre sus gastos de estudios, alojamiento, comida y material de competición. Además, el triatleta confía en lograr el respaldo de esponsors: «En Valencia me patrocinaba una fisioterapeuta, que es lo único que conseguí porque en España los patrocinios están mucho más difíciles. Y el entrenador me ha dicho que, en Estados Unidos, está todo mucho más fácil».

Considera que, en América del Norte, las posibilidades se multiplican: «En España, tienes que ser de los mejores del mundo para dedicarte al triatlón. Si no eres Gómez Noya o Mario Mola, es muy difícil vivir de esto. La mayoría de los triatletas profesionales son también entrenadores para poder ganarse la vida. En Estados Unidos está mucho más desarrollado y, en cuanto empiezas a destacar, te salen patrocinadores por todas las partes. Además, en las pruebas, se paga bastante dinero por ganar. Hay mucha más gente viviendo del triatlón que en España».

A finales de mayo, Colino se impuso en el Campeonato Autonómico júnior, celebrado en Pinedo. «Esta temporada no he podido entrenar mucho porque tuve una lesión y estuve tres meses sin competir. Me lesioné durante el Campeonato de España de triatlón de invierno, aunque acabé sexto en júnior. Sólo he hecho estas dos pruebas esta temporada», lamenta.

En aquel Campeonato de España de invierno, pese al contratiempo físico, Colino pudo celebra el oro por equipos júnior. El año pasado, con los colores del Avant Moncada, conquistó el Campeonato de España absoluto de triatlón de relevos por parejas en Segunda División.

Colino lleva más cinco años practicando este deporte multidisciplinar: «Yo era muy competitivo. Jugaba a fútbol, pero no era muy bueno y me gustaban más los deportes individuales. Mi padre me llevaba a alguna carrera popular y se me daba bastante bien. Un tío mío hacía triatlón y me ofreció probar. Tardé sólo una semana en engancharme».

Ahora, Colino va a compartir equipo con jóvenes de numerosos países: «Hay húngaros, italianos, australianos... pero creo que voy a ser el único español». Ha quedado prendado de Liberty University, por donde pasó el jugador de la NBA Seth Curry.

«Esta universidad tiene unas de la mejores instalaciones de todos los deportes en Estados Unidos. Te permite compaginar bastante bien el deporte con la universidad. De ahí han salido jugadores de la NBA y de muchos deportes. Cuidan mucho al deportista», subraya Colino, quien tenía a Emilio Aguayo como entrenador en el Avant Moncada.

Su objetivo está claro: «Pretendo terminar la carrera y dedicarme al triatlón todo el tiempo que pueda. Voy a intentar destacar lo máximo posible. La gente me dice que me va a echar bastante de menos, pero todo el mundo sabe que es una oportunidad única en la vida y que no puedo desaprovecharla». Colino, movido por su sueño americano, ha aterrizado en Virginia. Talento valenciano, a la conquista de Estados Unidos.

Fotos

Vídeos