Un tándem perfecto que quiere tomar la pista

Juntos a meta.Jordi y Jorge concluyen juntos una de las carreras populares en las que han participado a lo largo de este verano. / crono runner
Juntos a meta.Jordi y Jorge concluyen juntos una de las carreras populares en las que han participado a lo largo de este verano. / crono runner

Jorge Peris y Jordi Marí | The Kenyan Urban WayComparten entrenamientos y carreras con el objetivo de despuntar en 1.500 en 2018 en la categoría de veteranos

MOISÉS RODRÍGUEZ

valencia. Jorge Peris es dentista. A sus 39 años hace ya tiempo que empezó a correr. «Fue cuando mi hijo se inició en el fútbol, aunque luego me enganché a la bici», señala. Por cuestión de tiempo, volvió a centrarse en la carrera a pie. Preparó un maratón pero descubrió que prefiere las distancias cortas. Jordi Marí tiene 35 y se decantó por este porte casi sin darse cuenta, mientras afrontaba unas oposiciones. «Me estaba preparando para las de bombero. Hay pruebas físicas y tienes que entrenar en pista, hacer series... De adolescente había practicado varios deportes, entre ellos el atletismo. Ahora lo he retomado», señala el corredor, que trabaja de cartero en L'Eliana y Llíria. En los últimos meses, Jordi y Jorge han formado un tándem perfecto. Raquel Landín y su club The Kenyan Urban Way han sido el denominador común.

«Yo corría a mi aire. Preparé un maratón y, aunque bajé de las tres horas, me puse enfermo una semana antes de la carrera por sobre entrenamiento. Está muy bien progresar, pero me va mejor desde que conozco a Raquel. Me gusta llevar un plan de entrenamiento», señala Jorge: «El club tiene lo que yo quiero: nada de obligaciones, puedo hacer pista, cross y algún viaje. ¡Y encima está Jordi en el equipo!».

Marí ha sufrido una lesión en los últimos meses. «Una fractura por estrés, quise forzar más de la cuenta», admite: «El año pasado cambié de club y hablé con Raquel». En The Kenyan Urban Way ambos corredores han hecho buenas migas. Suelen entrenar juntos, aunque esta práctica la han aparcado hasta septiembre. Jorge, por su profesión de dentista, sólo tiene el hueco del mediodía para salir a entrenar entre semana. «Íbamos juntos hasta mayo. Ya le dije en junio que hasta que haga menos calor, nada», apunta Marí.

EN DOS FRASESJorge Peris «Hay una fiebre por correr y está bien, pero si no lo llevas controlado puedes tener mil problemas» Jordi Marí «En las carreras populares cabe todo el mundo. Es bueno que la gente no se quede en casa»

Entonces afrontarán el gran reto juntos. Ahora, el tándem de 'Jorges' entra de la mano en las metas de las carreras populares. En Albal, Peris dejó a su compañero pasar, y en Aldaia pisó antes por casualidad. En 2018, el objetivo es despuntar en pista, en la categoría de veteranos. «Ya le he dicho que ahí lo disputaremos... que siempre hay ocho o diez que te pasan fácilmente, el nivel es altísimo», apunta Peris.

Quieren centrarse en el 1.500, sobre todo en el Europeo, que es en Madrid. Peris tiene la mínima, y Marí ha de logarla. «¡Seguro que lo consigue!», apunta Raquel Landín. «Luego está el Mundial en Málaga, y el Europeo en ruta en Alicante», señala Marí, avisando de sus intenciones. «Es que acaba de llegar a veterano y lo quiere hacer todo», concluye sonriente la entrenadora.

Fotos

Vídeos