Del maratón a San Mamés para animar al Athletic

Abel Fernández. / lp
Abel Fernández. / lp

La agenda de Abel Fernández estaba ayer especialmente apretada. Llegó el viernes a Valencia para participar, por undécimo año consecutivo, en el Maratón Trinidad Alfonso EDP, aunque apenas pudo respirar al cruzar la meta. Le esperaba un avión con destino a su tierra: Bilbao. Tenía otro compromiso. Como buen superhéroe, llegó a tiempo.

El vasco completó los 42 kilómetros con el disfraz de Spiderman, algo que se ha convertido ya en una tradición. «Es algo que empezó en la cuadrilla durante una carrera de pueblo. Luego ellos lo dejaron y yo seguí porque vi que es una motivación tanto para mí como para todos los que nos animan. Ver la sonrisa de los niños y de la gente mayor te reconforta. La gente me dice campeón, del Athletic tenías que ser», explica Abel, de 38 años.

Además del disfraz de Spiderman, el corredor luce la bandera del Athletic. Precisamente, el conjunto vasco se enfrentaba ayer por la noche al Villarreal: «Ahora cogeré el avión para llegar a ver el partido en San Mamés».

Los superhéroes existen

Con el de ayer, Abel lleva ya 59 maratones a sus espaldas: «El de Valencia está muy bien organizado. Es una ciudad muy bonita para visitar y muy llana para correr. La temperatura no es la idónea para correr disfrazado, pero es una maravilla».

Fotos

Vídeos