La fortaleza de la cantera en la Costera

De todos los niveles.
Además de participar en competiciones federativas, el club tiene secciones de corredores, montaña y de triatlón. / lp
De todos los niveles. Además de participar en competiciones federativas, el club tiene secciones de corredores, montaña y de triatlón. / lp

CA Xàtiva | Organizador de la Pujada al Castell | El club surgió en 1973 y sus pioneros fueron multados al cambiarse en un parque porque carecían de vestuarios

Xàtiva guarda un idilio casi ancestral con la carrera a pie. Los primeros testimonios que se conservan hablan de esta práctica deportiva como parte del entrenamiento de los soldados del acuartelamiento que había en la ciudad. Desde principio del siglo XX, de forma intermitente, el programa la conocida Fira d'Agost setabense también ha incluido carreras pedestres de diferentes distancias. Hace 32 años, a alguien enamorado de Xàtiva, se le ocurrió una carrera que iba a ser una especie de recorrido turístico por la cabecera de la Costera: la Pujada al Castell de Xàtiva.

«Tiene un trazado muy bonito porque vas viendo todo el patrimonio con el que contamos», señala Nerea Roses, presidenta del Club Atletisme Xàtiva, organizador de la prueba: «¡Y no es tan dura!». De los 10 kilómetros, cinco son llanos, 2,5 de subida a la fortaleza («lo peor es hasta que llegas a la ermita») para descender hasta la meta.

En el Club Atletismo Xàtiva miman desde hace más de tres décadas esta prueba, incluida en el Circuito Diputación. Además, organizan un trail y una milla en la localidad setabense. «Tenemos una sección popular, otra de triatlón, la de triatlón y la de atletismo en pista. Al final la unión hace la fuerza», apunta Nerea Roses. En total, la entidad cuenta con 250 socios.

La joven admite sentir debilidad por el proyecto de atletismo en pista. «Yo es que vengo de ahí», reconoce. La sección también ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años. «El grupo de populares tiene unas 40 o 50 personas. Es importante y beneficioso que la gente haga deporte, pero consideramos vital incidir en la cantera», señala. Educar a niños en el atletismo. «Hemos crecido desde que se inauguró la ciudad del deporte en Xàtiva. Hay que reconocer que no es muy atractivo entrenar en un parking», indica.

En cierto modo, el club ha vuelto a sus orígenes. Fundado en 1973, nació con la vocación de participar en las competiciones federativas. Surgió por la inquietud de Luis Martí Cuerpo -como delegado local de Juventud- y estudiantes de bachillerato como Paco Ibias, Toni López o Pepe Sanchis, que practicaban la carrera a pie en el instituto. Los inicios no fueron sencillos, a pesar de que el atletismo contaba con una creciente aceptación.

El problema fue, nuevamente, las instalaciones. Se entrenaba en el Jardí de la Pau, donde lógicamente no había vestuarios. Una tarde, un guardia sorprendió a los jóvenes despojándose de la ropa de calle, que dejaban extendida en los bancos, para vestirse con la deportiva. Multó y se llevó al retén al entrenador, Pepe Ventura, por escándalo público. Tuvo que mediar el concejal de Deportes, Manuel Sanchis.

La junta directiva presidida por Nerea Roses incide en esa vocación por la pista y en cuidar la escuela. Ramón Ureña es uno de los entrenadores que estuvo en la fundación de este proyecto de cantera. Ahora cuenta con otros cuatro técnicos y más de 80 alumnos. «Queremos seguir creciendo. Vamos a pelear por tener un equipo en Primera Nacional, ahora estamos en categoría autonómica», indica Roses: «El objetivo es fomentar el atletismo. Siempre hemos tenido buena base». Esa es la fortaleza del club setabense. Una de sus joyas, la Pujada al Castell del próximo domingo.

Fotos

Vídeos