Cáceres espera su gran salto

Eusebio Cáceres salta para lograr el título nacional. / EFE/Juan Carlos Cárdenas
Eusebio Cáceres salta para lograr el título nacional. / EFE/Juan Carlos Cárdenas

El alicantino y la valenciana Fátima Diame, campeones de España en longitud | Los jóvenes Carmen Ramos y Luis Salort, oro en pentatlón y plata en 60 m vallas

FERNANDO MIÑANA VALENCIA.

Eusebio Cáceres le dedica al salto de longitud su descomunal talento, el trabajo y una buena dosis de paciencia porque la ecuación, que debería acabar con un puesto puntero en alguna de las grandes citas, casi nunca termina como él prevé. Su carrera está infestada de lesiones de todo tipo y siempre hay algo que frena su explosión. En Valencia llegó «en un gran momento, creo que como pocas veces he estado», pero ha coincidido que en los pocos concursos en los que ha podido entrar siempre ha sufrido «alguna tontería». Nada grave, pero suficiente para evitar un gran salto. Ayer pudo enganchar uno decente (7,97), suficiente para ganar el título. El atleta de Onil estará en el Mundial de Birmingham dentro de dos semanas gracias a que tiene la mínima del año pasado. Allí espera acabar con su maldición. En el podio también entró el alicantino Fernando Ramos (7,70).

Quien aún no está a la altura de Cáceres, pero va avanzando con paso firme es Luis Salort. El joven vallista del Club de Córrer El Garbí, de Gandia, que sorprendió el año pasado con la medalla de bronce, se llevó la plata en Valencia después de tres carreras por debajo de los ocho segundos (en semifinales igualó su récord de España júnior, con 7.84) y en la final (7.86). Su compañero Quique Llopis -ambos entrenan con Toni Puig- se quedó en las semifinales tras tropezar con la primera valla.

El viernes, durante la presentación de los campeonatos, Raúl Chapado, el presidente de la RFEA, le dio un cariñoso tirón de orejas a Rafa Blanquer y le preguntó por qué Fátima Diame no se centraba en el triple salto, la prueba en la que deslumbró por su facilidad casi innata y donde, este año, había muchas más opciones en el ámbito internacional que en la longitud. Pero Diame, ya sub 23, se pone firme siempre que le rondan con esta pregunta. «Al aire libre los alternaré, pero yo soy saltadora de longitud».

Diame regresó a la cima del podio después de que, hace cinco años, fuera una de las estrellas de los Campeonatos de España de 2013. Era una simple júnior, pero soltó todo su talento para llevarse la medalla de oro en el 60 y la longitud. Ayer se impuso con un salto de 6,44, de sobra para mandar en España pero insuficiente para pensar en el Mundial. Tercera fue Concha Montaner (6,20), más en el papel de histórica del atletismo, con su decimonovena participación, que en el de aspirante al oro. «No iba a hacer la pista cubierta: necesito descansar. Pero el Playas de Castellón me pidió que preparara la Copa y, siendo el Nacional en Valencia, decidí venir aquí sin muchas pretensiones».

Valencia también alumbró al nuevo referente de las pruebas combinadas de mujeres, la joven Carmen Ramos, de Benicàssim, que empezó de niña como lanzadora de peso gracias a que su profesor de Educación Física le recomendó practicar el atletismo y que luego, fascinada por muchas más pruebas, acabó en la cuadra de Manoli Alonso, fuente inagotable de decatletas y hepatletas. «A ella se lo debo todo. Porque trabaja lo físico, claro, pero también en el plano mental y eso es muy importante porque la cabeza es el 50 por ciento. Claro que me gusta batir los récords de España y ganar medallas, pero lo que más me gusta es ir a entrenar, disfruto muchísimo».

El alicantino Alejandro Noguera terminó tercero en la final de lanzamiento de peso (18,60) que ganó Borja Vivas (20,27) y su paisana Carmen Marco, que entrena en Valencia, se llevó la medalla de bronce en los 60 por detrás de Cristina Lara (7.36) y Estela García.

Más

Fotos

Vídeos