El agente de plata en medio maratón

 Compañeros  de Salamanca.Antonio Morant, junto a Francisco Cívicos  y Rubén Mena, con  la medalla de plata que conquistaron  en Los Ángeles.
Compañeros de Salamanca.Antonio Morant, junto a Francisco Cívicos y Rubén Mena, con la medalla de plata que conquistaron en Los Ángeles. / lp

Antonio Morant | Corredor del CA Automoción MollEl gandiense acaba de subir al podio en el Mundial de Policías y Bomberos: «Me entrena Félix Pont y es mi referente»

valencia. Antes de cumplir los 30 años, Antonio Morant estaba acomodado. Trabajaba como policía local, puesto que actualmente sigue desempeñando en Benissa. «Hay que pasar unas pruebas físicas, pero una vez te sacas la oposición, te dejas», comenta el gandiense: «No hacía nada. Soy bajito y llegué a pesar 100 kilos. En 2011 me cambió el chip y comencé a correr. No puedo decir absolutamente nada negativo del deporte». Pocos meses después empezó a tomarse más en serio la carrera a pie, tanto que participó en su primer campeonato internacional de su gremio, el Europeo de 2012: «Destacaba y quise medirme con otros agentes y bomberos». Un lustro después, ya puede presumir de una plata mundial.

La acaba de ganar en Los Ángeles. «¡El circuito era bestial! Pero una vez te metes ahí, tiras hacia delante», indica sobre un trazado con rampas hasta del 10%. Hizo 1.23, cuando su marca es de 1.17 alto. Se refiere al recorrido de la prueba de medio maratón en el Mundial para Policías y Bomberos. Quedó quinto, sumando puntos vitales para que España conquistase la medalla de plata por equipos. México fue primero y Polonia, tercero.

El equipo español protestó al entender que el primero y segundo de la carrera habían realizado la inscripción fuera de plazo. En caso de haber prosperado, Antonio se habría colgado el bronce. Además, acabó sexto en el 10.000 y cuarto en los relevos 4x400. «Gracias a los resultados, me han propuesto ir a los Juegos Latinoamericanos, que son en noviembre. Es un problema porque me estoy preparando el Maratón de Valencia, pero me hace mucha ilusión», señala Antonio Morant, que especifica: «Son en Guadalajara, México. Creo que haré 5.000, que es la única carrera en ruta, pero también quiero debutar en alguna prueba policial de tiro o en duatlón, que se me da bien la bicicleta».

EN DOS FRASES«En 2011 fumaba y era gordito. Con 1,68 llegué a pesar casi 100 kilos. El deporte cambió mi vida» «No soy un atleta de élite pero llevo una preparación como tal: la nutrición, el psicólogo deportivo...»

Hasta entonces, deberá compaginar los entrenamientos con su labor como policía en Benissa. Ayer mismo, acababa de llegar de Los Ángeles y le tocaba trabajar: «Cuando vas a turnos, es lo que toca. Tiene su parte positiva por la disponibilidad de tiempo, pero es duro entrenar cuando luego estás de guardia de madrugada». Antonio tiene a su preparador, Félix Pont como referente: «Nos apañamos muy bien para entrenar. Como trabajo con él y le veo ganar carreras, es para mí como un modelo». Con 34 años, se siente más que satisfecho no sólo con éxitos como la medalla de Los Ángeles, sino porque la imagen suya como un chico bajito y gordito haya quedado en el recuerdo.

Fotos

Vídeos