Las Provincias

El Wings for Life de España se correrá otra vez en Valencia en 2017

    El piloto Carlos Sainz (dcha) y los corredores Chema Martínez y Marta Fernández de Castro, junto a la concejal de Deportes del Ayuntamiento de València, Maite Girau, durante la presentación de la cuarta edición de la carrera "Wings for life world run",
    El piloto Carlos Sainz (dcha) y los corredores Chema Martínez y Marta Fernández de Castro, junto a la concejal de Deportes del Ayuntamiento de València, Maite Girau, durante la presentación de la cuarta edición de la carrera "Wings for life world run", / EFE
    • Este año se cambia el recorrido y no se irá al Saler, sino hacia El Puig por la huerta y la playa

    La cuarta edición de la carrera "Wings for life world run", que se celebrará el próximo 7 de mayo de manera simultánea en 32 países del mundo, tendrá su sede en España en la ciudad de Valencia, por segundo año consecutivo, en una prueba de carácter benéfico.

    La peculiar carrera consiste en que la meta es móvil y la marca un coche, que este año conducirá el piloto español de Fórmula Uno, Carlos Sainz, quien partirá media hora después de los corredores a una velocidad de 15 km/h, que ira levemente incrementando, y que irá eliminando a los participantes conforme los supere hasta alcanzar al último.

    La carrera ha sido presentada hoy en el Museo Príncipe Felipe de Valencia, con la presencia de Carlos Sainz, así como del atleta Chema Martínez, vencedor de la carrera en las dos primeras ediciones, y de la concejala de Deportes del Ayuntamiento de Valencia, Maite Girau.

    Esta es la carrera con mayor participación del mundo, ya que en su pasada edición contó con la participación de 130.000 corredores y se recaudaron 6,6 millones de euros que se destinaron íntegramente a la fundación sin ánimo de lucro "Wings for life world run", que se dedica a la investigación para la cura de lesiones de médula espinal.

    Chema Martínez, vencedor de las dos primeras ediciones, y segundo el año pasado, destacó a Efe que "es una carrera diferente, que está metida en mi corazón. Es distinta porque la meta no la tienes delante sino que te viene por detrás. En este caso será nuevamente Carlos Sainz quien conduzca el coche que hace de meta".

    "Tengo ganas de correrla y de ser el último al que coja Carlos para poder darle un fuerte abrazo. Es una carrera muy divertida, con mucha energía y buen rollo. Una carrera solidaria en la que todo el dinero que se recauda va íntegramente destinada a investigar lesiones de médula y la gente que venga correrá por ellos y por los que no pueden", añadió.

    Por su parte, Carlos Sainz indicó que "el año pasado me lo pasé bastante bien, aunque nunca había conducido 4 o 5 horas a 15 kilómetros por hora. Fue muy divertida y hay muy buen rollo porque al final la gente está deseando que los cojas".

    "La gente no corre con la presión de bajar una marca sino para divertirse y disfrutar, además por una buena causa", añadió el piloto de Toro Rosso, que en la primera edición de la carrera, celebrada en Barcelona, participó como corredor.

    Maite Girau mostró su satisfacción por albergar esta prueba en Valencia por segundo año consecutivo. "Es una prueba singular que permite a la ciudad una plataforma increíble de difusión. Es una buena oportunidad para hacer deporte y ser solidarios", apuntó.

    La inscripción de la prueba es de 25 euros y en esta segunda edición en Valencia variará su recorrido, respecto al año pasado, ya que esta vez no pasará por a zona de El Saler para no causar tantos problemas al tráfico, y se pasará por la zona de huerta y playa hacia El Puig.