Las Provincias

David Casinos, en su casa de Moncada. :: juan j. monzó
David Casinos, en su casa de Moncada. :: juan j. monzó

David Casinos rema hacia Tokio

  • «Quiero probar otras disciplinas, también me gusta el ciclismo en pista», afirma el deportista, que desea llegar a sus sextos Juegos Paralímpicos

  • «No dejo el atletismo, mi objetivo es el Mundial de este verano», puntualiza

«Iré a Tokio, pero con chaqueta y corbata, de otra manera. Cinco Juegos son muchos. Me veo con energía para Río, pero estar ahí otra vez es duro. No lo sé. Ahora quiero hacerlo bien en Brasil, y luego ya veremos». Este era el discurso de David Casinos hace ahora un año en declaraciones a este periódico. Encaraba la recta final hacia la competición paralímpica del pasado verano, donde amplió su extenso palmarés con un bronce en disco. Desde entonces no ha cogido una pesa y mucho menos ha entrenado lanzamientos. Hizo la 10K paralela al Maratón Valencia Trinidad Alfonso y se ha preparado a conciencia la Spartan Race, en cuya cita de este fin de semana en Valencia participará en la prueba de 13K. No lo puede evitar: quiere seguir haciendo deporte a alto nivel y ya ha empezado a probar otras disciplinas para tratar de estar en 2020 en los que serían sus sextos Juegos.

«Voy a iniciarme en el remo, un deporte que se ajusta muy bien a mis capacidades físicas y en el que puedo estar muy a gusto», desveló Casinos en una entrevista difundida por el Proyecto FER. «No dejo el atletismo, mi objetivo es el Mundial de Londres, que se disputará en julio. Es de lo que vivo, tengo patrocinadores y gente que me apoya detrás y no puedo tomar una decisión sin valorarla», puntualiza.

Sí reconoce Casinos que sueña con llegar a Tokio, y no con traje y corbata. Tiene ese gen competitivo que le hace mantenerse con ganas de coleccionar más medallas, aunque le llama hacerlo en otra disciplina. Por el momento, el lunes hizo remo con la escuela de Valencia en la dársena del Puerto: «Quiero probar suerte con otras disciplinas, también me gusta el ciclismo en pista. Creo que lo puedo hacer bien y sería más sencillo, sólo necesito un guía potente».

El reto de montar un equipo

El deportista afincado en Moncada, que en febrero cumplirá 45 años, subraya lo complejo que va a ser el posible camino a Tokio en remo. «Yo creo que por mis condiciones lo puedo hacer bien, el problema está en confeccionar un equipo. Será toda una odisea. Luego has de ir a las Series Mundiales para conseguir la clasificación paralímpica», explica. Y es que para la modalidad que figura en el programa de 2020 requiere otros tres tripulantes: el reglamento especifica que en la embarcación han de ir dos personas ciegas y otras tantas con discapacidad física, y debe haber paridad de género.

«Ya digo que está todo en el aire. Las sensaciones fueron muy buenas, me lo pasé bien practicando remo, pero hay que montar un equipo», señala Casinos: «Ahora quiero disfrutar de otras cosas». Reconoce, eso sí, que tras la Spartan Race va a ponerse en marcha para competir en lanzamiento de disco: «Desde Río no he entrenado con pesas. Ahora hay que volver a empezar, buscar la motivación y en eso estamos».