Las Provincias

«Sólo un maratón más»

Sugoi Uriarte, a la izquierda de la imagen, con un amigo. :: lp
Sugoi Uriarte, a la izquierda de la imagen, con un amigo. :: lp
  • «He superado el muro gracias a los amigos y la gente que animaba como loca; me prepararé para hacer un tiempo acorde conmigo»

  • EN PRIMERA PERSONA: Sugoi Uriarte, judoca olímpico, narra su experiencia como debutante en la prueba de Valencia

Yo estaba tranquilo, demasiado tranquilo hasta que el sábado por la noche me rondaba la marca que quería hacer y no podía dormir. En septiembre, cuando me lo propusieron, dije que sí demasiado pronto sin pensar en las consecuencias. Todo viene de que una semana antes de competir en los Juegos Olímpicos me rompí el ligamento que une la tibia y el peroné, y la lesión la he arrastrado hasta hace un mes y por lo tanto sólo podía andar con la bici y no podía trotar. Me hubiese gustado haber podido prepararla en condiciones y hacer una marca decente para mi condición física; en el judo los combates son a cinco minutos y lo que trabajamos mucho son series de 1,4 kilómetros.

Hace un mes y como comienzo a mi preparación hice el Medio Maratón de Valencia, sin haber entrenado nada de nada y entre el kilómetro 13 y el 15 me vino el del muro y tuve un pequeño bajón. Aún así me recuperé haciendo una cuenta atrás y acabé en 1:28.

maratón valencia 2016

  • Fotos del Maratón Valencia 2016

  • Imágenes del Maratón de Valencia

  • Fotos del Maratón de Valencia 2016 (II)

  • Fotos del Maratón de Valencia 2016 (III)

  • Fotos del Maratón de Valencia 2016 (IV)

  • Kiptum vence contra el viento en la 10K de Valencia

  • PDFClasificación de la 10K Valencia 2016

  • PDFClasificación del Maratón de Valencia 2016

  • Fotos del Maratón de Valencia 2016 (V)

  • Fotos del Maratón de Valencia (VI)

  • Fotos del Maratón Valencia (VII)

  • Fotos del Maratón Valencia 2016 (VIII)

  • Fotos del Maratón de Valencia (IX)

Como he dicho anteriormente, me preocupaba una carrera popular y eso no me dejaba dormir. Yo a mí mismo me decía que con la experiencia que ya tenía compitiendo no entendía que una simple carrera me preocupara, pero un maratón es un maratón y perfectamente sabía que no estaba preparado para correrlo como me hubiese gustado.

Ayer los del programa 'Run to Valencia0' me citaron a las 7:15 horas, por lo tanto, como soy de l'Eliana, a las 6:20 estaba en pie: cafecito, dos barritas de las de la bolsa del corredor y a la carrera. Me he llevado cinco geles, zapatillas nuevas y he corrido a la meta con una sonrisa de oreja a oreja. Reconozco que con un poquito de miedo de no dar la talla.

La carrera ha comenzado a las 8:30 en punto, el ambiente de la ciudad y de los corredores ha sido espectacular. Los primeros diez kilómetros han sido espectaculares, nunca he disfrutado tanto corriendo esta distancia, iba a 4:12 (minutos por kilómetro) estable sin forzar nada, encima era por la zona donde suelo entrenar: universidad, playa y Blasco Ibáñez. Al llegar al 10 he pensado bajar un poco el ritmo hasta 4:15, eso no es nada pero mentalmente ayudaba. Del 10 al 15k muy fácil, ronda norte -zona donde me hago 5k todos los días-, encima tenía el aliciente de que en el 15 me esperaba mi amigo y compañero del club Alberto Menéndez, con el que corro todos los días, y se me han hecho muy amenos los 10k hasta el 25, más o menos hemos clavado todos los kilómetros entre 4.17 y 4.23. Hemos pasado el medio maratón en 1.29.50 y yo estaba súper motivado porque he ido muy bien.

En el 25 me esperaba mi amigo Rafa Solaz, un tío con mucha experiencia y la persona idónea de tirar de mí los últimos kilómetros. Hasta el 28 hemos ido a 4.35, un tiempo dentro de lo previsto debido a que sólo una vez había hecho 21 y a partir de ahí tenía miedo de cómo iba a responder mi cuerpo. En el kilómetro 28, subiendo la calle de la Paz, se he ha hecho muy duro pero lo he escondido gracias a la gente que estaba animando hasta pasar el Ayuntamiento. En el 30, Rafa, que tiene mucha experiencia, me ha obligado a hidratarme bien y tomarme un gel, pero ha sido bajar 20 segundos el ritmo que cuando he intentado seguir rondando a algo tipo 4:40 no podía bajar de 5 minutos por kilómetro. Mi amigo Rafa es súper buena persona y me animaba a mí y a la mitad del pelotón.

La gente habla de que en el 35 viene el muro y a mí me ha venido antes de tiempo, en el 28, pero lo he esquivado y en el 30 las piernas me pesaban cuatro veces más.

Los últimos 12 kilómetros han sido una cuenta atrás y mi única preocupación era no pararme y no subir de 5 min/km, cosa que ha ocurrido en el 30. Cuando he llegado al 35 ya sólo quedaban siete, pero han sido los 7 kilómetros más duros de mi vida. Se me han hecho eternos y me han empujado a acabarlos todos los amigos que han ido a animarme durante todo el circuito y toda esa gente que te alentaba como loca sin saber quién eres. He llegado al 40, y Rafa me ha dicho que ya estaba y le he respondido que claro, que no me iba a retirar a falta de 2 kilómetros. La meta ha sido muy bonita, la gente animando parecía el Tourmalet en la época de Indurain.

He llegado a meta y estaban Laura, Julia, Elena y Javi (el último amigo en llegar a mi vida). Él ha corrido el maratón en 3:06 y lo primero ha sido abrazarme y decirme que me había ganado. Ver a los cuatro me ha hecho parecer que no me había costado y no había sufrido tanto desde mi primera ruta en mountain bike. Como no me gusta perder ni a las canicas, prometo preparar uno y sólo un maratón más y hacer un tiempo acorde conmigo.