Las Provincias

Las mujeres sacan oro de Valencia

  • Kipchirchir vence entre los hombres pero el viento le deja sin la plusmarca de una prueba que estrena a lo grande la etiqueta 'gold'

  • Aiyabei bate el récord del maratón en suelo español en una jornada en la que llegan 16.000 corredores más 8.000 de la 10K

Frágil y todavía exhalando suspiros de cansancio y victoria, la pequeña Valary Aiyabei necesitó ayuda para desprenderse del suéter en plena comparecencia de prensa. Su discurso, breve, necesitó del empujón cariñoso de Paco Borao. La timidez de Aiyabei ante los medios no tuvo nada que ver con su colosal carrera. La keniata, búsqueda hambrienta del próximo metro, no espera a nadie ni mira de reojo para controlar a sus rivales. Ya lo hizo en marzo, suelo catalán, donde ganó el maratón de Barcelona (2:25:26) y ayer repitió en Valencia. Su triunfo fue incontestable, quizás el mejor regalo deportivo que dejó la 36º edición del Maratón de Valencia Trinidad Alfonso EDP. Las chicas, sin necesidad de personalizar demasiado en Aiyabei, sacaron oro de las calles de la ciudad. Las tres ocupantes del podio (Aiyabei, Kiprop y Cherenet) batieron el récord del maratón en sueño español (2:24:48 para la ganadora) y la valenciana Marta Esteban acabó quinta, hizo la mínima para el Mundial y rebajó su mejor marca en casi cuatro minutos.

maratón valencia 2016

  • Fotos del Maratón Valencia 2016

  • Imágenes del Maratón de Valencia

  • Fotos del Maratón de Valencia 2016 (II)

  • Fotos del Maratón de Valencia 2016 (III)

  • Fotos del Maratón de Valencia 2016 (IV)

  • Kiptum vence contra el viento en la 10K de Valencia

  • PDFClasificación de la 10K Valencia 2016

  • PDFClasificación del Maratón de Valencia 2016

  • Fotos del Maratón de Valencia 2016 (V)

  • Fotos del Maratón de Valencia (VI)

  • Fotos del Maratón Valencia (VII)

  • Fotos del Maratón Valencia 2016 (VIII)

  • Fotos del Maratón de Valencia (IX)

Las mujeres sí consiguieron quebrar la tiranía del viento, pero a los hombres les costó más. Rodaron Kipchirchir, Yegon, Kisorio y compañía en récord de la prueba durante tres cuartas partes de la carrera. De hecho, al paso por el medio maratón eran 48 segundos más rápidos que John Mwangangi, el vencedor de 2015. Ese colchón se mantuvo prácticamente inalterable hasta el kilómetro 30. El muro fue más que nunca un tormento: por el leve ascenso, la mente que flojea y el viento en contra que frenó con saña a los corredores del 30 al 35. El golpe fue tan contundente que, a escasos dos kilómetros de la meta azul, ya no había posibilidad de batir el récord en Valencia. Kipchirchir, en solitario, estaba 51 segundos sobre el tiempo. Ya sólo se jugaban la victoria.

«Mi friend Victor», le presentó Borao a Kipchirir ya con el keniata abrazando con gusto la copa del ganador. El amigo Victor había vivido un momento de crisis en el kilómetro 30 pero regresó al grupo de cabeza con el maratón en llamas. Reventó Kiptum, las liebres se echaron a un lado y Yegon, quien mejores sensaciones desprendía, vio cómo Kipchirchir soltaba un latigazo a las primeras de cambio. El keniata entró solo a la Ciudad de las Artes y las Ciencias convencido de que ya nadie podría arrebatarle la victoria. Victor paró el crono en 2:07:39 (mejor marca personal) y le siguieron sus compatriotas Gilbert Yegon (2:08:04) y Peter Kirui (2:08:12).

Respecto a los españoles, Rafa Iglesias cumplió el pronóstico porque su deseo era el de acabar primero tanto en Barcelona como en Valencia. Iglesias fue duodécimo (2:16:18), mientras que Marta Esteban fue la mejor nacional -y campeona autonómica- entre las chicas. Otro 'valenciano', éste de adopción, Hassane Ahouchar, fue sexto de la general y firmó uno de los mejores tiempos (2:11:02) de siempre para los mayores de 40. Ahouchar, además, se proclamó ganador autonómico por delante de Ouais Zitane y Miguel Vázquez.

Del primero al último

La organización del Maratón de Valencia Trinidad Alfonso EDP le puso tanto empeño a la celebración de los élite como al recibimiento a Massimilano Trastulli, que llegó a meta pasadas las seis horas y fue el 15.844, último, en cubrir los 42.195 metros. La prueba valenciana estuvo a punto de batir otra marca: la de 'finishers' en España. Esos 15.844 corredores acabando la prueba (de 19.000 inscritos) suponen la plusmarca en Valencia, que ayer estrenó a lo grande la etiqueta oro concedida por la Federación Internacional de Atletismo. Un reconocimiento que debe renovarse para el próximo año y que no corre peligro.

Salvando los problemas provocados por el viento (algunas vallas y arcos hinchables se fueron al suelo a primera hora de la mañana) y los atascos producidos por el corte de calles, la organización estaba plenamente satisfecha de cómo había transcurrido una prueba para la que estaban inscritos casi 30.000 personas contando la 10K paralela. Joan Ribó, Enric Morera o Josep Miquel Moya entre otros siguieron desde la platea la catarata de salidas que se programaron para el maratón y los 10.000 metros. A las ocho y media de la mañana (se adelantó treinta minutos el inicio de la prueba), Hortensia Herrero daba el pistoletazo y el puente de Monteolivete ya estaba atestado de público. Esa imagen se volvió a repetir en los últimos kilómetros del recorrido (también en la zona de la Plaza de Toros, a 3.000 metros del final) a pesar de que el sol no hizo acto de presencia, facilitando el trayecto de aquellos que corrieron por encima de las 4 horas.

Dos incentivos más

Además del récord femenino, la organización se dio el matutino gustazo de celebrar el del 10K (ganó Joseph Kiprono Kiptum en 28:49 y Titus Mbishei hizo 28:56, rebajando los 29:00 de 2015) antes de contabilizar el dinero que iría a parar a la Fundación ANAR, cuya principal labor es la de ofrecer ayuda a los niños y jóvenes en riesgo. Para ANAR van esos casi 16.000 euros recaudados de una prueba en la que funcionó el incentivo 'Personal Best'. Muchos atletas extranjeros se dieron cita en Valencia para optar a los premios (de entre 2.000 y 4.000 euros), que la organización destinaba a los hombres que rebajaran su mejor marca personal (2:20:00) y también a aquellas mujeres que corrieran por primera vez en menos de 2:45:00.