Las Provincias

Ismael Manjón junto a María. :: lp
Ismael Manjón junto a María. :: lp

HISTORIAS DE 42,195 KM

Ismael espera 'quedarse sin aliento' por María

  • Empezó a familiarizarse con términos y un mundo que desconocía

Una lesión de espalda apartó a Ismael Manjón de las canchas de basket: «Una doble hernia discal me dejó inactivo. Los doctores me recomendaron parar de hacer deporte. Poco tiempo después me dijeron que volviera a hacer algo de ejercicio. No quería forzar así que empecé a correr pero no más de diez minutos. y se me hacía largo». Hasta hace ahora tres años: «Mi amiga María, enferma de hipertensión pulmonar, nos contó que se había sacado un dorsal para una carrera y nos animó a correr con ella empujándola con su silla de ruedas. Ella quería dar a conocer su enfermedad catalogada como rara».

Empezó a familiarizarse con términos y un mundo que desconocía: «Dorsal, tiempos. un calendario en Valencia repleto de carreras.». Era solo el principio: «Salía a preparame aquella prueba y me di cuenta de que no sólo dejó de dolerme la espalda, sino que mejoró». Llegó el día: «Nos enfundamos la camiseta de la asociación nacional de hipertensión pulmonar (ANHP) repartimos folletos informativos, corrimos junto a ella...». Fue un punto de inflexión: «Me enganché a un mundo que desconocía y le propuse a ella volver a correr pero esta vez sería yo el que la empujara. Fue impresionante, pasamos un día genial, la gente nos animaba...». En febrero de 2014, María recibía la llamada más esperada: «Tenía donante de corazón y pulmones. Esperaba volver a nacer. Uno de sus planes era correr por sí misma. Luchó hasta el final pero no pudo superar el postoperatorio». Pero nunca se fue: «Nació la 'Causa María Moreno' y bajo el lema 'Quédate sin aliento por la hipertensión pulmonar' un grupo de corredores nos unimos para dar a conocer esta enfermedad a día de hoy mortal».

Mañana, Ismael será uno de los 19.000 atletas que participan en el Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP: «Con diez kilos menos que cuando empecé a correr y aunque ande medio tocado de una pierna últimamente voy a intentarlo. Cuento con María para reunir todas las fuerzas posibles, ella era una luchadora. Nunca imaginé que iba a inscribirme a una carrera tan larga. Me emociona pensar que voy a ser la primera persona que cruza la meta esa tan especial en nombre de María. Mucha gente estará apoyándome».