Las Provincias

Las atletas toman las riendas en Valencia

  • Jepchirchir bate el récord femenino en el Medio Maratón de la ciudad y Kibet se erige en el más rápido de la cita

  • 11.768 corredores cruzan la meta de una prueba que estrena la Etiqueta Oro de la IAAF y cuenta con la mayor participación de mujeres de su historia

Ellas hicieron vibrar a Valencia. El Medio Maratón Trinidad Alfonso más femenino de su historia no defraudó. Peres Jepchirchir rompió la carrera en el ecuador y su rostro resplandeció por encima del resto. La keniata batió el récord del circuito, que lució la flamante Etiqueta Oro de la IAAF. No hubo plusmarca en hombres, aunque cinco atletas pararon el cronómetros en menos de una hora. Algo insólito. Nadie pudo con Stephen Kosgei Kibet, uno de los favoritos. Devoró los 21.097 metros en 59 minutos y 27 segundos. Se alzó como el primero de los 11.768 deportistas que cruzaron la meta. La capital del Turia, por enésima vez en los últimos años, expresó su pasión por el 'running'.

Un 23 por ciento de los corredores fueron mujeres. Nunca había existido tanta presencia femenina en el medio maratón de Valencia. Uno de los grandes desafíos de la Sociedad Deportiva Correcaminos, club organizador de la prueba, consiste en equilibrar cada vez más la balanza. Va por buen camino.

A las nueve de la mañana, se produjo el pistoletazo de salida en la avenida del Puerto. 13.500 almas en el punto de partida. El medio maratón Trinidad Alfonso más multitudinario arrancó con altas expectativas. Valencia, que había enlazado dos ediciones firmando la mejor marca mundial del año, confiaba en repetir éxito. Ayer, sin embargo, los dos principales candidatos a la victoria se desinflaron y Kibet se coronó tras un duelo con Mustapha El Aziz.

El grupo de cabeza menguó rápidamente. En el kilómetro 10, por la calle Menorca, lideraban la carrera seis atletas. En ese tramo, la capital del Turia empezaba a olvidarse de recortar el récord del circuito: los 58:48 logrados en 2014 por Abraham Cheroben, quien también impuso su ley el año pasado. Ayer, en cambio, el de Baréin no se encontraba en plenas condiciones.

  • Las atletas toman las riendas en Valencia

    BLOG | CORRER PARA VIVIR21.097´5

  • Fotos del Medio Maratón Trinidad Alfonso de Valencia 2016 (III)

  • Fotos del Medio Maratón Trinidad Alfonso de Valencia 2016 (IV)

  • Fotos del Medio Maratón Trinidad Alfonso de Valencia 2016 (V)

Cheroben se descolgó demasiado pronto, mientras que Solomon Yego, quien aterrizaba en Valencia con el mejor tiempo del planeta en lo que va de año, no dio la talla. En el último cuarto del recorrido, se desmoronó, bajando el ritmo ostensiblemente. La elevada humedad pasó factura. El medio maratón quedó reducido a una emocionante lucha entre Kibet y El Aziz.

La Marina Real fue el escenario de un sprint final en el que Kibet gestionó con jerarquía su ínfima renta. No flaqueó y rubricó la octava mejor marca del mundo en 2016. El Aziz se subió al segundo escalón del podio con un tiempo de 59:29. Al marroquí le supo a gloria, ya que nunca había bajado de la hora en esta distancia.

Edwin Rotich y Mourad Marofit fueron tercero y cuarto, respectivamente. Ellos también alcanzaron su plusmarca personal. Este último se coló en el grupo de cabeza y terminó en 59:33. Su mejor registro se remontaba a 2006, cuando realizó 1:01:43 en Marrakech. Jesús Antonio Núñez se erigió en el primer español.

La organización había depositado grandes esperanzas en las mujeres. Se presumía una intensa batalla entre las keniatas Jepchirchir y Violah Jepchumba. Desde el inicio, se desmarcaron del resto de competidoras. Pusieron tierra de por medio con una autoridad aplastante.

El Medio Maratón Trinidad Alfonso soñaba con el récord del mundo en categoría femenina, que está fijado en 1:05:09. Durante los diez primeros kilómetros, el ritmo de ambas alimentaba la ilusión. Jepchirchir llegó a Valencia con la etiqueta de campeona del Mundo de 2016, mientras que la carta de presentación de Jepchumba también invitaba al optimismo: con 1:05:51 ostenta el mejor registro del año. Cada una seguía a su liebre particular. Su brújula.

Jepchumba comenzó dominando, pero las tornas cambiaron antes del kilómetro 15. Jepchirchir agarró la batuta y ya no la soltó. Con 1:07:09, quedó lejos del mejor registro del planeta, pero sí alcanzó el de Valencia al superar a una Netsanet Kebede que venció el año pasado con 1:07:31. Por quinto año consecutivo, se recorta el tiempo. Marta Esteban, quien jugaba en casa, fue la española más veloz.