Las Provincias

«Hay que estar con los pies en el suelo para que este crecimiento no nos coma»

vídeo

Paco Borao, en el gimnasio de la SD Correcaminos. :: / JESÚS SIGNES

  • El presidente de la SD Correcaminos afirma que Valencia es el lugar idóneo para preguntarse: «¿Podemos intentar batir el récord del mundo del Maratón?»

Se acercan las dos de la tarde y Paco Borao mira el reloj. Llega la hora de vestirse de corto y salir a correr. Una rutina, o más bien una pasión, que sigue muy presente en su día a día. 50 minutos de 'running' durante los que demuestra que la edad es muy relativa. A sus 70 años, mantiene intacta la vitalidad. El presidente de la SD Correcaminos, club fundador del Maratón de Valencia, es el alma de una prueba que ha cautivado al mundo. Y el 20 de noviembre, con motivo de la 36ª edición, la capital del Turia se volcará.

En enero, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) entregó al Maratón Valencia Trinidad Alfonso la Etiqueta Oro. Un éxito detrás de otro. ¿Está en una nube?

Hay que estar en una nube de contentos, pero debemos estar con los pies en el suelo pensando en todo lo que hay que hacer para las próximas ediciones y que este crecimiento no nos coma. Debemos asegurarnos de que el crecimiento no merma los servicios. El crecimiento es tan exponencial que está el miedo a morir de éxito. Si estás en una nube y no miras al suelo, los vientos te pueden llevar a donde menos te lo esperas.

¿Aún hay margen de mejora?

Siempre queda margen de mejora. El 'running' tiene un aspecto competitivo, pero también un aspecto social. El 'running' es el inventor de la aportación solidaria del evento deportivo. Y el maratón tiene lo que no tiene ningún otro deporte. El corredor popular de la esquina toma la misma salida, recorre el mismo circuito y cruza la misma meta que el campeón del mundo.

Valencia tiene el récord en suelo español. ¿Van a por el del mundo?

Hay que convencer a la ciudadanía de que el maratón, aunque ese domingo genere algún problema de tráfico, es beneficioso para la ciudad. Los estudios de impacto económico nos dicen que esto es muy positivo para la ciudad. Yo creo que hemos convencido, pero tenemos que seguir haciéndolo para que Valencia sea totalmente maratón ese domingo. El año pasado se bajó a 2:06 y este año vamos a intentar volver a rascar para, de aquí a dos o tres años, poder preguntarnos: «¿Ahora ya podemos pensar en intentar batir el récord del mundo?». Entonces decidiremos.

¿Valencia, por su orografía y clima, es el lugar idóneo para plantarse ir a por el récord del mundo?

Sin ninguna duda. Este es el lugar idóneo. Aquí sólo hay un pequeño problema, que es la humedad, pero este año hemos adelantado la salida a las 8:30. El efecto de la humedad, unido al aumento de la temperatura, lo vamos a retrasar media hora.

¿De las 35 ediciones celebradas, con qué momento se queda?

La llegada a meta del año pasado fue mágica por varias razones. Fue la primera vez que Valencia se echó a la calle. Vi imágenes en las que parecía el Tour de Francia. Había momentos en los que parecía que los corredores no iban a poder pasar. Además, todo el mundo sueña con batir un récord. Cuando apareció John Mwangangi e hizo esa marca estratosférica, fue increíble. Como guinda, Beata Naigambo dio un esprint de 200 metros y batió el récord femenino. Tuvimos un sol espléndido y la Ciudad de las Artes y las Ciencias estuvo a reventar.

¿El éxito del 'running' ha llegado para quedarse o se deshinchará?

Ha llegado para quedarse. Ha habido áreas del mundo que han arrancado hace 40 años, pero otras que están arrancando ahora. Es un mundo en constante evolución y el deporte siempre ha sido también una cuestión social. El deporte ha conseguido parar guerras en un momento determinado porque había una competición o unos Juegos. El deporte tiene una connotación social muy importante. Y además es internacional.

¿La carrera de larga distancia debe considerarse un deporte de riesgo?

Yo creo que no. Toda actividad física es riesgo. Hay estudios que analizan la muerte súbita y la gente tiene más muertes súbitas durmiendo que en actividad física. Accidentes hay en todo. El riesgo está atado a la vida. La gente que hace deporte está mejor en salud que la que no lo hace. La gente debe cuidarse en esto como en cualquier cosa. Tiene que pasar sus revisiones y ver si está capacitado o no para hacer un deporte. Hay que ponerse en manos de médicos y entrenadores. Pero sobre todo, cordura.

¿Hace 30 ó 40 años, el 'running' era un deporte incomprendido?

Claro. Era un deporte que no se entendía. En los 80 éramos unos raros y unos 'mataos'. Hoy en día es al revés. Y la mujer está viniendo. Vamos a seguir creciendo unos años.

¿Cómo se toma el premio de Valencianos para el Siglo XXI?

Con mucho orgullo. Este tipo de premios te empuja a hacer más y mejor y permite decir a la gente que todo lo que hemos hecho y todo lo que pensamos hacer no es en balde.