Las Provincias

Juan Carlos, durante una prueba. :: lp
Juan Carlos, durante una prueba. :: lp

HISTORIAS DE 42,195 KM

Enamorado del 'running' tras una vida sobre ruedas

  • Su meta es parar el crono en torno a las dos horas y 50 minutos

Juan Carlos Gómez se ha pasado 17 de sus 35 años rodando sobre sus patines. En 2009 se bajó de ellos: «Eran muchas horas de entrenamiento, lo que suponía una gran dedicación y exigencia, estuve en la selección española y llegó un día que me planteé dejarme el patinaje de velocidad». No dejó de hacer deporte y hace cuatro años le picó el gusanillo del atletismo popular: «Vengo reciclado», bromea.

«Me volví a enganchar», asegura. Su trayectoria lo corrobora: «El año pasado disputé cuatro maratones, dos en La Coruña, Oporto y en Sevilla». Su próxima cita, el 20 de noviembre: «Me hablaron muy bien del Maratón Valencia Trinidad Alfonso. Es muy rápido, un circuito muy llano, la ciudad en sí lo es, he patinado por ahí y espero hacer una buena marca».

Su meta es parar el crono en torno a las dos horas y 50 minutos. Con la cuenta atrás en marcha, es optimista: «Lo llevo muy bien, lo tenemos casi listo y ya hay ganas». Él se siente «muy afortunado»: «No he tenido ninguna lesión y doy gracias por ello, pero soy consciente de que es importante entrenarse bien y ser consciente de cuáles son tus límites para poder disfrutar».

No viajará solo a Valencia. Entre los compañeros del grupo de entrenamiento que se desplazará está el Campeón de España de Maratón y el ganador de la prueba de los 42.195 metros de Donosti en 2015, Pedro Nimo del Oro: «De mi equipo vamos cinco y allí nos juntaremos con varios más». Desde su etapa como patinador, Juan Carlos ha saboreado una de las ventajas de practicar deporte como es conocer otros lugares: «He viajado muchísimo, hacía coincidir mis vacaciones con el Mundial de patinaje, conozco China, Suiza, Alemania, Portugal, Holanda y también ciudades españolas». Ya piensa cuál será su siguiente destino tras Valencia: «Tenemos pensado ir a Barcelona donde participaré aunque voy más de acompañante y al medio maratón de Gijón».

«De vez en cuando», Juan Carlos se vuelve a poner los patines: «Me sienta muy bien, me pongo la música y disfruto mucho por el paseo marítimo», pero reconoce que el atletismo popular también le aporta «muchas cosas»: «Aunque parezca que no, es menos solitario, puedo salir a correr con más gente, vamos a varios ritmos, es más un deporte que arrastra a más gente, en el patinaje no se ganaba mucho dinero pero sí que era algo más profesional».