Las Provincias

El maratón da las últimas medallas a España

  • El equipo nacional despide los Juegos Paralímpicos en undécima posición con 31 metales y China refrenda su hegemonía con 238

  • Elena Congost consigue el oro, mientras que Alberto Suárez y Abderramhan Ait se cuelgan la plata en la jornada final

España adquirió un gran protagonismo ayer en el último día de competiciones de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016 al llevarse una medalla de oro en el maratón-T11/T12 (ciegos y discapacidad visual) femenino y dos platas en la prueba masculina.

Elena Congost ganó la prueba femenina con un tiempo de 3h01:43, seguida por la japonesa Misato Michishita, plata con 3h06:52, mientras que la brasileña Edneusa Dorta se colgó el bronce con 3h18:38. Alberto Suárez, por su parte, fue segundo en la misma categoría masculina con un tiempo de 2h33:11, detrás del marroquí El Amin Chentouf, ganador del oro con 2h32:17. La tercera plaza de la prueba fue para el japonés Masahiro Okamura con 2h36:50.

Finalmente, Abderrahman Ait fue plata en el maratón-T45/46 (amputados en brazos) masculino. Ait terminó la prueba con un tiempo de 2h37:01, 3 minutos 26 segundos detrás del chino Chaoyan Li, ganador del oro con 2h33.35, mientras que el tercer lugar le correspondió al portugués Manuel Mendes (2h49:57).

En la madrugada del sábado, la selección española de baloncesto en silla de ruedas consiguió en Río una plata histórica tras caer derrotada en un duelo muy disputado hasta el tercer cuarto con Estados Unidos (52-68). Significó la primera medalla del combinado nacional en unos Juegos Paralímpicos.

España cerró ayer los Juegos en undécima posición con un total de 31 medallas: 9 oros, 14 platas y 8 bronces. Como en Londres, China fue la gran triunfadora de la competición con 238 medallas (106 de oro), once más que hace cuatro años. Reino Unido, Ucrania, Estados Unidos y Australia completan el quinteto de honor, mientras que los anfitriones brasileños concluyen octavos.

Al contrario de lo que ocurrió en los Juegos Olímpicos, donde algunos estadios estaban medio vacíos por los altos precios para los brasileños, los Paralímpicos se convirtieron en un plan atractivo y barato para muchas familias. En Río se batieron 103 récords del mundo, difuminando aún más la frontera entre el olimpismo y el paralimpismo.

Tres valencianos lograron medalla en Río: Kim López, Ariadna Edo y David Casinos. Este último se quedó ayer a las puertas de entrar en el Consejo de Atletas del Comité Paralímpico Internacional (IPC). Con 683 votos, se despidió de una plaza por sólo 49.