Las Provincias

HISTORIAS DE 42,195 KM

Rosa debuta fuera de casa en su sexto maratón

Rosa Lizandra en pleno esfuerzo. :: LP
Rosa Lizandra en pleno esfuerzo. :: LP
  • En la prueba del próximo 20 de noviembre se espera que un 15% de las inscritas sean mujeres, un 3% más que en 2015

El viernes 18 de noviembre Rosa Lizandra, su marido y sus dos hijos, de 12 y 14 años respectivamente, cogerán el tren desde Barcelona destino Valencia. Esta catalana se enfrentará a su sexto maratón: «He hecho cinco seguidos en mi ciudad y quería buscar otro fuera. Me han hablado muy bien del circuito, me han dicho que es bonito y porque me consta que la organización es fantástica».

Rosa también apuesta por el Maratón Valencia Trinidad Alfonso para bajar su marca de 3 horas 32 minutos y 12 segundos aunque no es lo más importante: «Otra de las razones por las que me decanté por esta cita es por el trazado que es absolutamente plano y rápido. En Barcelona los dos últimos kilómetros son cuesta arriba y tras 40, las piernas lo notan. Pero lo prioritario es pasarlo bien, sufrir , pero no mucho...». En la meta le esperarán sus familiares: «Para ellos es un fin de semana de desconexión, aprovecharán para hacer turismo y conocer Valencia. Yo espero no caminar tanto el sábado...». Aunque su marido no corre sí que ha descubierto junto a sus hijos ciudades nuevas: «Han venido conmigo a San Sebastián o a Pirineos».

En la prueba del próximo 20 de noviembre se espera que un 15% de las inscritas sean mujeres, un 3% más que en 2015. Ella es una de las que forma ese porcentaje que participarán en una prueba a la que a las féminas todavía les cuesta dar el paso: «En Barcelona, por ejemplo, la mayoría de chicas son extranjeras, pero yo creo que es cuestión de tiempo que de aquí a unos años esté todo más equilibrado. En carreras más cortas sí que se ven más mujeres».

Las cifras lo corroboran, en el Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso del 23 de octubre, un 25% serán féminas y en la 10K paralela a la prueba grande de la ciudad, los datos aumentan hasta un 51%. Rosa es de las que hace malabares con los horarios para poder entrenarse: «Una de las cosas más importantes en carreras como el maratón es la preparación, por eso hay que seguir el plan establecido, para poder cumplirlo yo por ejemplo salgo a las 6:30 horas, voy antes de trabajar y aunque los niños sean mayores por la tarde tengo trabajo en casa». Tiene 48 años y se enganchó a correr hace ocho: «Siempre he hecho deporte, ciclismo, montaña...», pero desde que se calzó las deportivas y salió al trote ha descubierto una afición que sólo tiene ventajas: «Es muy versátil, en un par de horas haces mucho ejercicio, has cumplido y has practicado el esfuerzo físico que necesitabas. Además no tienes que ir por ejemplo con la bicicleta arriba y abajo, es económico y no dependes de nadie para salir». Aunque reconoce que en el atletismo popular es mucho más colectivo de lo que a veces se puede creer: «Yo estoy en varios clubes y se crea un ambiente muy especial».