Las Provincias

Míriam Gregori se quita la espina un año después

Hace justo un año Miriam Gregori vio desde la cama del hospital cómo Míriam Muñoz le dedicaba la victoria. La atleta de Gandia estaba recuperándose de una dolencia cardíaca sufrida después de participar en una prueba el 23 de agosto en 2015. Los doctores le habían dicho que no iba a poder volver a hacer deporte. Este fin de semana, disfrutaba in situ de la gran cita del triatlón en la ciudad. Ayer, Gregori estaba «muy feliz» por haber completado la distancia Olímpica: «Ha sido muy especial, he notado mucho apoyo y además he logrado un mejor tiempo de lo esperado». Después de haber pasado un mes y medio en cama sin poder moverse y tras el alta de los doctores, Gregori volvió a sonreir.