http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/25-aniversario-juegos-olimpicos-barcelona-1992-desktop.jpg
Especial 25 Aniversario

Por la escalera de incendios

El Dream Team recoge la medalla de oro.
El Dream Team recoge la medalla de oro. / Efe

Los americanos debieron ser convencidos para marcharse por la salida de emergencia tras convocar a 1.600 periodistas

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Uno de los momentos más delicados y tensos que debió afrontar el Comité Organizador de los Juegos de Barcelona (COOB'92) fue la celebración de la primera y ùnica conferencia de prensa del Dream Team. La selección estadounidense desbordó todas las previsiones y llegó a convocar a 1.600 periodistas en un auditorio previsto para 1.200 personas. El final fue de película, con Michael Jordan y compañía obligados a abandonar el recinto por la escalera de incendios, acompañados de la policía y de algún alto responsable del COOB'92, para escapar de la multitud y evitar algún incidente desagradable.

Más información

Costó convencer a los gigantes jugadores americanos de que tras su rueda de prensa debían marcharse por la salida de emergencia, a través de una escalera de caracol. Tras un tira y afloja, sorprendidos por una solicitud tan extraña para ellos, los internacionales de Estados Unidos accedieron a bajar por donde se les había requerido. Abajo les esperaba otro policía, para ser trasladados directamente al lujoso hotel en el que se alojaron en Barcelona, ya que, como es habitual en la selección americana, renunciaron a alojarse en la Villa Olímpica.

«Abandonamos nuestro verano. Compartimos el espíritu olímpico como cualquier otro atleta, y se nos critica porque hacemos negocio, pero todo el mundo lo hace con nosotros», proclamó entonces Magic Johnson, que un año antes había anunciado que era portador del virus del sida.

Gestionar aquella conferencia de prensa del Dream Team ya fue realmente difícil para los responsables de comunicación de la cita olímpica. Con una larga cola en la calle, se debió habilitar la parte de arriba del recinto de la Fira de Barcelona para acoger a tal cantidad de representantes de medios de comunicación, porque la de abajo sólo disponía de 1.200 asientos, y el Comité Organizador de Barcelona'92 volvió a salir airoso.

En dicha comparecencia, cuando al 'Gordo' Barkley se le preguntó por el primer rival de EE UU, sentenció: «No tengo ni idea de Angola, pero Angola tiene un problema». Durante el partido propinaría un codazo al angoleño Herlander Coimbra.

Fotos

Vídeos