Las Provincias

Horario y televisión de la Fórmula 1 en China

Horario y televisión de la Fórmula 1 en China
  • El gran circo de la Fórmula 1 disputa en Shanghai su segunda prueba

El GP de F1 de China, segunda prueba del Mundial de Fórmula 1, se disputa en el circuito de Shanghai el fin de semana del 7 al 9 de abril. Debido a la diferencia horaria, la carrera se disputa en horario matinal. Sigue en directo el GP de China: entrenamientos, lucha por la pole y carrera vuelta a vuelta.

La carrera será retransmitida en directo el domingo a las 8 horas por Movistar + (dial 57) y Vodafone TV y estos son los horarios oficiales (hora española):

Viernes 7 de abril:

Entrenamientos Libres 1: 04.00 - 05.30

Entrenamientos Libres 2: 08.00 - 09.30 (han tenido que ser aplazados por la niebla)

Sábado 8 de abril:

Entrenamientos Libres 2: 06.00 - 07.00

Parrilla de clasificación: 09.00

Domingo 9 de abril

08:00 Carrera. Gran Premio de China

En uno de los múltiples dialectos que se hablan en China, se usa la misma palabra para escribir «crisis» y «oportunidad». Esta idea, reconvertida en mil panfletos de autoayuda occidentales, no se va a cumplir en su sentido positivo este fin de semana para McLaren. La crisis en la que se encuentra sumida la escudería tendrá en el circuito de Shanghai una oportunidad más para demostrar que aún pueden hundirse más en el fango.

Desde su creación, y pese al reasfaltado que ha tenido para este fin de semana, el circuito de China premia a los coches con los motores más potentes. Tres largas rectas, frenadas muy fuertes y un trazado en general que obliga a los monoplazas a exprimir al máximo sus caballos. Justo de lo que carece McLaren. Fernando Alonso se mostraba este jueves tan gris como el día lluvioso y plomizo que recibió a los pilotos en el circuito donde vivirán este fin de semana. Periodistas del 'paddock' que llevan siguiéndole desde que comenzó hace toda una vida en la Fórmula 1 admiten en privado y en público que nunca le habían visto tan serio. Ni en los años de máxima concentración porque estaba luchando por el título, ni en el polémico 2007, ni cuando el Ferrari le dejaba con el amargor de rozar el título sin tocarlo.

Alonso es consciente de lo que tiene entre manos y es, en comparación con las expectativas previstas, el peor monoplaza que ha pilotado nunca. «Estoy listo para una carrera difícil y dura, pero es difícil predecir porque en algunas carreras no esperas nada y pasa lo contrario, al igual que en otras esperas mucho y no sale nada. Vamos a esperar y ver. Es verdad que en potencia estamos por detrás y nuestro tiempo en las rectas es mayor que el resto», afirmaba ante los medios, embutido en un abrigo con el escudo de Honda bien grande.

Son diez años sin títulos, aunque se queda con las sensaciones. «Sí, títulos perdidos, pero por eso sigo aquí compitiendo, para tener más. Estar 15 años aquí y considerado uno de los mejores probablemente es lo mejor que tengo en cuanto a sensaciones. Prefiero estar aquí que en el supermercado de Oviedo», se conformaba el español. Quien no se consuela es porque no quiere.

Honda encuentra el origen del mal

Cualquiera que sepa un mínimo de diseño industrial, de arte en cualquiera de sus acepciones o incluso de lógica elemental, sabe que para crear un gran proyecto, antes hay que hacer ensayos antes de llevar el proyecto a cabo. En el mundo de la Fórmula 1 también ocurre, y Honda no es una excepción. Llevan desde diciembre arrastrando un problema del que se dieron cuenta muy tarde, y para el que ya no hay solución a corto plazo. 2017 ya es un año perdido prácticamente, y el motivo es una cuestión de escalado.

Yusuke Hasegawa, máximo responsable de Honda, relataba estos días cómo y por qué habían fallado. De entrada admitían que habían cometido una pifia, algo que en McLaren ni siquiera han pensado pese a que su chasis también tiene sus notables carencias. «La mayoría de los fallos vienen de la unidad propulsora. Estamos muy decepcionados», admite el ingeniero japonés, antes de señalar el punto exacto donde se equivocaron. «Hicimos pruebas y pensamos que era sencillo, ése fue mi error. Conseguimos un rendimiento muy bueno con el monocilindro, pero cuando transferimos exactamente la misma especificación al V6 no funcionó. Cuando nos dimos cuenta en Navidad, ya era demasiado tarde», confesó.

En el diseño de cualquier motor, se utiliza una versión 'maqueta' de sólo un cilindro para comprobar su funcionamiento. Si los datos obtenidos son adecuados, no hay averías y la potencia que entrega es la esperada, se utilizan esos datos para escalarlo a una unidad de seis cilindros. Esto es así prácticamente desde los orígenes de los motores de combustión de más de un cilindro, y esto es hablar de mucho antes incluso de que la Fórmula 1 fuese una idea.

Sin embargo, Honda la ha pifiado. Como el cocinero que se sorprende de que su comida sabe a rayos porque en lugar de sal, ha echado ceniza, o el cámara que no entiende por qué la foto no ha salido, cuando ni siquiera ha apretado el disparador. Incomprensible, pero cierto.

Este año la principal novedad en el calendario de la Fórmula 1 es la ausencia del Gran Premio de Alemania, que ya desapareció en 2007 y 2015. Este año habrá 20 carreras (el año pasado hubo 21) y podría reducirse a 19 si se elimina el Gran Premio de Brasil, la penúltima carrera prevista del calendario. La carrera urbana de Bakú ha retrocedido una semana hasta el 25 de junio para evitar que coincida con las 24 Horas de Le Mans. Además, habrá 8 coincidencias con las carreras de MotoGP.