Las Provincias

ciclismo

La Generalitat quiere pedalear

Rubén Plaza, ciclista en activo, cuando corría en el Comunitat Valenciana.
Rubén Plaza, ciclista en activo, cuando corría en el Comunitat Valenciana. / Javier Soriano / AFP
  • La idea es crear una escuadra profesional e impulsar la cantera con el fin de rescatar un deporte olvidado en Valencia durante los últimos años

  • El Consell tratar de sacar un equipo ciclista para potenciar la marca Comunitat

La Generalitat trabaja en la creación de un equipo ciclista profesional en la Comunitat Valenciana. La idea ya está sobre la mesa, se ha hablado con varios departamentos de la administración para valorar su viabilidad y el objetivo es que se sustente con patrocinio público y firmas privadas. El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, es el impulsor de este proyecto que pretende avivar de nuevo el interés por el ciclismo entre los valencianos con un equipo con el que se identifiquen los aficionados. Marzà llegó a competir sobre la bici en categorías inferiores.

Las reuniones entre la conselleria de Deportes y responsables de la Agencia Valencia de Turismo han significado una primera toma de contacto para recuperar aquella idea que el dopaje se llevó por delante. En 2006, la 'operación Puerto' se llevó por delante al heredero del antiguo Kelme, que acabó patrocinado por la marca turística Comunitat Valenciana después de que la Generalitat asumiera la deuda de la empresa ilicitana.

En un principio la idea que baraja la Generalitat no es la de salir a escena con un equipo de primerísimo nivel dentro del UCI ProTeam. Aunque no se descarta ninguna opción a futuro, el objetivo podría partir desde la categoría Continental. En España ahora mismo hay dos conjuntos en esta división ligados a la promoción turística: el Burgos BH y el Euskadi Basque Country-Murias. La categoría continental permite correr pruebas en el país y en el continente al que pertenecen. Sus corredores deben ser mayoritariamente de la nación para la que corren y menores de 28 años. Este modelo encajaría perfectamente con la idea de la Generalitat, que lo que busca también es potenciar la cantera en la Comunitat Valenciana. Un proyecto más ambicioso sería estar en categoría ProContinental, la segunda división del ciclismo mundial. Ahora mismo el único equipo español es el Caja Rural. Se puede participar en carreras de los cinco continentes y se opta a pruebas World Tour por invitación. Aquí el presupuesto necesario se dispararía y todo dependería de las ayudas privadas. Sin duda sería un mejor escaparate para corredores valencianos.

La propuesta de crear un equipo llegó a la Generalitat a través de algunos excorredores profesionales valencianos preocupados por el estado comatoso en el que se encuentra un deporte muy arraigado en la Comunitat. De hecho, tan sólo hay dos ciclistas valencianos en equipos ProTeam como son Rafa Valls (Lotto) y Rubén Plaza (Orica). Este último enfoca la recta final de su carrera y el primero ha tenido mala suerte con las lesiones en la presente campaña. Otros, como David Belda, se ganan la vida en el Team Roth suizo después de correr para Comunidad Valenciana, Fuerteventura y Burgos. Hay ciclistas como Julio Amores o Sebastián Mora que necesitan una ventana en la que mostrarse.

La unión de marcas turísticas públicas al ciclismo ha sido una constante en los últimos años en España. Uno de los pioneros fue el propio Kelme, que rodó en el pelotón asociado al patrocinio de Costa Blanca, marca de la Diputación de Alicante. Andalucía, Euskadi, Xacobeo-Galicia, Extremadura-Spiuk, Fuerteventura-Canarias, Illes Balears han sido nombres de equipos vinculados a la promoción turística. En Valencia, la Diputación con Terra i Mar sigue vinculada al pelotón en categoría sub-23.

Además, la idea es potenciar la cantera en la Comunitat y dar nombre también a equipos de base. Algunos excorredores como José Enrique Gutiérrez han puesto en marcha proyectos de cantera. También se abriría apoyo a ciclistas como Anna Sanchis, una campeona de España valenciana que tiene que correr con escasos apoyos en el equipo belga Wiggle-Honda. Además, la recuperación de la Volta a la Comunitat por los hermanos Casero es el mejor escaparate para el ciclismo valenciano.