El Zuloaga «más sutil» se muestra en Valencia

Una de las obras de Zuloaga que se puede ver en la exposición./Jesús Signes
Una de las obras de Zuloaga que se puede ver en la exposición. / Jesús Signes

La muestra, que destapa la faceta más desconocida del artista vasco, cuenta con 69 obras de las cuales 20 son inéditas

EUROPA PRESSValencia

La Fundación Bancaja de Valencia alberga la primera exposición monográfica en esta capital del artista vasco Ignacio Zuloaga, que destapa la faceta más desconocida y «sutil» de este maestro del gesto y la potencia. Se trata de una «oportunidad única», ya que hasta una veintena de piezas de las 69 que integran la selección son inéditas.

Así se ha destacado en la presentación de la muestra, en la que han intervenido el presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón; la nieta del pintor y presidenta del patronato del Museo Ignacio Zuloaga en Pedraza, María Rosa Suárez Zuloaga; y los comisarios del proyecto, Sofía Barrón y Carlos Alonso.

La obra de Zuloaga desembarca por primera vez en una gran monográfica en Valencia con un recorrido retrospectivo que abarca desde 1888, cuando contaba solo con 18 años, hasta 1945, año de su muerte. El lema escogido, 'Zuloaga. Carácter y emoción', pretende profundizar en la pintura del maestro eibarrés explicando dos de los puntales en los que se basó: el carácter, gesto que definió como «lo que está en la gente y en las cosas», y emoción, ya que arte era para él todo aquello que produce ese sentimiento.

Bajo esta premisa, el itinerario reúne en seis apartados 69 obras de 29 prestadores, entre los que figuran instituciones como el Reina Sofía, Museo de Bellas Artes de Bilbao, Thyssen Málaga, MNAC o Museo de Segovia, pero también otras cedidas por diversas colecciones particulares, lo que permite contemplar por primera vez en una exposición cuadros que no se había mostrado antes al público.

De este modo, al lado de títulos «icónicos», como 'Belmonte en plata', es posible admirar retratos que no habían salido de los fondos particulares, como 'Antonio y Valentine' o dos imágenes de su nieta Rosita, así como de personajes de la alta sociedad de la época y la Generación del 98.

«Es de una calidad tremenda lo que hemos traído a Valencia», ha declarado la nieta de Zuloaga, que cree que no podía ser de otra manera con la «responsabilidad» que supone exponer «en la tierra de Sorolla». María Rosa Suárez Zuloaga ha subrayado además «la originalidad» de esta cita cultural, «una oportunidad única», ya que se ha realizado «una gran labor» pidiendo a coleccionistas particulares que cedieran retratos familiares que sirven para «reconstruir la historia de España».

«Dinastía de amistad»

Estos préstamos -ha resaltado- han sido posibles gracias a que estos cuadros ha creado «una dinastía de amistad». «Era un orgullo ser pintado por Zuloaga pero sobre todo ser amigo del pintor«, ha aseverado su descendiente.

Fruto de estas redes personales que se han mantenido con el paso del tiempo, la exposición de Bancaja incluye retratos de intelectuales vinculados a la Generación del 98, como Azorín, Ortega y Gasset o Manuel de Falla, personalidades de la economía y la política, como los March y José María de Areilza, y retratos de la familia del propio Zuloaga. En todos ellos, el público «redescubrirá a un autor que reflejaba al ser vivo, que pintaba el carácter a grandes trazos».

Por su parte, los comisarios, Sofía Barrón y Carlos Alonso, han coincidido en subrayar la importancia y «novedad» de esta presentación en Valencia, al profundizar en la pintura del artista vasco y mostrar caras menos conocidas, como su capacidad de ser «sutil e íntimo».

París y tradición española

La exposición, que se podrá visitar hasta el próximo mes de agosto, comienza en los años de formación en París, capital referente del arte en pleno apogeo de las vanguardias. De esta etapa hay huellas en lienzos de inspiración sintentista y decorativista que, sin embargo, no le hicieron olvidar su admiración por la tradición española y a maestros como Velázquez, Zurbarán, Goya o El Greco.

En Castilla, el pintor encontró esa 'otredad' que anhelaba y que plasmó en obras como 'Tipo de Segovia', 'Muchacho castellano' y 'Torerillos en Turégano'. Preguntada por si se ha superado ya el lugar común de atribuirle a Zuloaga ser un pintor «de la españolada», su nieta ha comentado que, «aunque los tópicos a veces dan de comer», quien «solo juzgue a la obra de Ignacio Zuloaga por los toreros y manolas es que no la conoce, puesto que fue un hombre de una cultura internacional tan amplia que no se puede centra en una única cosa».

El recorrido continúa con los retratos oficiales, que tienen como modelo a burgueses y aristócratas, y con los más íntimos, de aquellos a los que Zuloaga llamaba «mis amigos». La selección culmina con un apartado que resume la trayectoria del autor con las composiciones dedicadas a sus allegados y el lienzo 'La familia del pintor'.

Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo que reproduce las obras, fotografías y documentos de los archivos familiares y textos inéditos de investigación firmados por los comisarios y otros expertos. Como actividad complementaria, se van a desarrollar talleres en los que se acercará el arte de Zuloaga a personas mayores con movilidad reducida a través de una actividad en residencias.

Fotos

Vídeos