La Zarzuela no se privatizará

Teatro de la Zarzuela./Archivo
Teatro de la Zarzuela. / Archivo

El secretario de Estado Fernando Benzo sostiene que la fusión del hogar del género chico con el Teatro Real no supondrá despidos ni perjuicios para los trabajadores

COLPISAMadrid

Mientras los trabajadores del Teatro de Zarzuela repartían volantes «en contra de la privatización» de su lugar de trabajo en las calles adyacentes al Congreso, comparecía el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, ante los diputados. El tema: la fusión del Teatro Real con el Teatro de la Zarzuela. «Decir que se va a privatizar el Teatro de la Zarzuela no es más que un intento de manipular o intoxicar la verdad», aseguró. «Es mentir, y de ahí mi enorme interés en acudir hoy a esta comisión con el fin de aclararles las verdades e intentar desmontar las mentiras que se han construido en torno a este proyecto hasta un nivel de intoxicación que, debo decirlo, ha superado mis previsiones más pesimistas».

No hay privatización, sostuvo Benzo en esta comparecencia solicitada por él mismo. «Ésa es la mayor mentira de todas», dijo, y definió el proyecto como «una unión en el ámbito de una fundación pública estatal». La Zarzuela recibió del Estado casi 20 millones de euros en 2017, mientras que el Teatro Real obtuvo 55 millones. Estas subvenciones se reunirán en el presupuesto de la Fundación Teatro Nacional de la Ópera y de la Zarzuela. El proyecto, dijo, busca «potenciar» al Teatro de la Zarzuela, la más pequeña de las dos instituciones, pero con un patio similar: 1.242 localidades en la Zarzuela y unas 500 más el Real. «Me gustaría decir que éste es un proyecto totalmente original y novedoso de la Secretaría de Estado de Cultura, pero no es nuevo, sino que viene de más de 20 años atrás y, de hecho, está en el propio germen de la refundación del Teatro Real». Se comprometió, además, a mantener el mismo número de representaciones del género chico.

Sobre el modelo de aportaciones privadas que ya lleva a cabo el Teatro Real, motivo por el que se habla de «privatización» de la Zarzuela, dijo que «quien diga esto, no ha entendido la alianza social por la justicia, ni entiende de mecenazgo, ni ha atendido a nuestra palabras sobre la importancia de la participación privada para la promoción y mantenimiento del patrimonio cultural, ni conoce la historia del mecenazgo. Si aceptáramos ese pueril concepto de la privatización, el Prado o el Teatro Real serían privados, porque tienen 70% y 75% de autofinanciación». Y recalcó: «recibir aportaciones privadas no significa que sea privada».

Por otra parte, aseguró que «no supondrá un perjuicio para los trabajadores» y que «no habrá ningún despido». «Jamás se hubiera puesto en marcha esta iniciativa si los trabajadores del Teatro de la Zarzuela vieran perjudicados. Todos continuarán prestando servicio en el mismo centro, con el mismo salario».

Para Benzo el problema, más que estructural es informativo. El germen del descontento, afirma, viene de una filtración a la prensa, de oscuros propósitos. «Este proyecto no se ha comunicado bien a quienes más merecían su conocimiento: los trabajadores del Teatro de la Zarzuela».

Temas

Teatro

Fotos

Vídeos