Las webseries reivindican su espacio en la oferta de la nueva À punt

Gerardo J. Núñez y Ana Ramón Rubio, ayer en la Rambleta. / i. m.
Gerardo J. Núñez y Ana Ramón Rubio, ayer en la Rambleta. / i. m.

Los creadores valencianos destacan el «agravio comparativo» frente a los proyectos convencionales y creen que su impulso atraerá «público joven»

NOELIA CAMACHO VALENCIA.

Las webseries valencianas no miran al futuro, lo hacen al presente. Tanto a la situación actual que atraviesa el sector como a la próximo reapertura de RTVV. Sus responsables son conscientes de la precariedad y las dificultades que tienen para sacar adelante los proyectos. Sin embargo, reivindican su libertad creativa y su hueco entre los proyectos de la nueva À punt.

Estas y otras ideas se pusieron ayer de relieve en 'Els matins de Rambleta', donde participaron la directora de uno de los proyectos audiovisuales más laureados de los últimpos tiempos, la webserie 'Sin vida propia', Ana Ramón Rubio, y uno de los creadores de 'Cabanyal Z', Gerardo J. Núñez.

«En España, la webserie no es industria», aseguró la realizadora, quien, confesó, con su nuevo proyecto 'Todos queríamos matar al presidente' ha aprendido la lección. «Con 'Sin vida propia' cometimos el error de colgarla en abierto en la web. Después, nos dio poco margen de maniobra para negociar con las distribuidoras. En esta nueva webserie, sólo se puede ver el tráiler», aseveró en la Rambleta.

Para Ramón, hay «agravio comparativo» en lo que se refiere en lo que À punt destina a las series y a las webseries. Pese a que no requieren los mismos medios de producción, aseguró que hay que recortar esas diferencias. «Una serie no vale más o menos porque sea para la web», dijo. Además, invitó a los responsables de À punt a que apuesten por estos audiovisuales «si quieren recuperar al público joven».

El debate también pasa por que estos prodctos dejen de ser «webseries para ser simplemente series». Núñez, por su parte, confesó que los proyectos que ha impulsado los ha financiado «con su dinero» y alabó la libertad que da no depender de plataformas que produzcan las webseries.

Fotos

Vídeos