Valle-Inclán sale a bailar

El equipo de 'Divines Paraules' y 'Lo Inevitable' ante el teatro Principal. / irene marsilla
El equipo de 'Divines Paraules' y 'Lo Inevitable' ante el teatro Principal. / irene marsilla

Rosángeles y Edison Valls convierten la dramaturgia y las palabras del autor en «cuerpo» con coreografías que confrontan lo divino y lo profano Dansa València arranca el próximo miércoles con la obra 'Divines Paraules'

MARTA BALLESTER VALENCIA.

«Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el esperpento. El sentido trágico de la vida española sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada», dijo Valle-Inclán. Bajo esta consigna Rosángeles y Edison Valls sacan a bailar al dramaturgo convirtiendo su obra 'Divines Paraules' en «cuerpo». «Hemos jugado con el esperpento. Confrontamos lo divino y lo profano, lo ético y lo no ético, la lujuria y la Iglesia -entendida como lo políticamente correcto-, la tragedia y la ironía. En este espectáculo mostramos los cambios de emociones bruscos», explicó ayer la coreógrafa en la presentación del espectáculo, que lejos de ceñirse y versionar el texto teatral de 1919, da una «visión contemporánea y descontextualizada», ubicada en un momento «atemporal». A pesar de ello, los creadores consideran que la propuesta no está alejada de lo que sucede en el mundo actualmente, «la misma lujuria y miseria de la obra está nada más salir del teatro Principal», apuntó Rosángeles. «Somos incapaces de hacer algo que no sintamos cercano», añadió.

'Divines Paraules' , una de las producciones del Instituto Valenciano de Cultura en Dansa València, dará el pistoletazo de salida del festival el próximo día 11 en el Principal. Se trata del primer montaje en el que los hermanos Valls, con una trayectoria de 37 años en las artes escénicas, abordan un texto dramático. «Ha sido un reto. Hemos dado un salto que espero que estimule nuestra carrera», expresó Edison, mientras que su hermana destacó la dificultad de unir el trabajo dramático con el coreográfico, ya que pretendían darle el «doble valor», de que se pudiera leer «perfectamente» el texto de Valle Inclán y, al mismo tiempo, que el público que no lo haya leído pueda ver el espectáculo y sentirlo como un «ente cerrado en sí mismo».

Con una escenografía «sorprendente» que «arropa» a los doce bailarines intérpretes en el escenario, la música de Pep Llopis, con la colaboración de Jorge Gavaldà, se convierte en «un protagonista más» y, además, «homenajea a Juan Bautista Cabanilles», tal y como confesó Llopis.

Identidad sexual

'Lo Inevitable' es la segunda coproducción del IVC, junto a Espacio Inestable, en Dansa València, que concluirá el próximo domingo. Su estreno será el día 13 de la mano de la compañía Dunatacà, que nació en la ciudad en 2016. Este es un espectáculo que nace ante la «urgencia» de abordar cuestiones de identidad sexual, ya que están «a la orden del día», alegó su directora Sybila Gutiérrez. Dándole voz al cuerpo, dejando este de ser «un tabú», las bailarinas romperán el binomio hombre-mujer.

El director adjunto de Artes Escénicas, Roberto García, señaló el «alto valor simbólico» de la intervención del IVC en estas obras. «Por un lado, supone el apoyo a los valores consolidados y, al mismo tiempo, muestra el impulso a la nueva creación y a las personas que cogerán el testigo y nos harán soñar encima del escenario», declaró.

Con este festival el sector «quiere sacar músculo de la creatividad valenciana», ya sea con espectáculos grandes o pequeños, porque «la creación no entiende de metros cúbicos», concluyó García.

Fotos

Vídeos