Fama busca bailarines en Valencia: «Queremos gente dispuesta a comerse el mundo»

Fama busca bailarines en Valencia: «Queremos gente dispuesta a comerse el mundo»

Más de 400 personas se presentan al casting de 'Fama, ¡a bailar!', que ha tenido lugar hoy en La Rambleta | Igor Yebra e Iker Karrera, director de la escuela y profesor del programa, respectivamente, y Marta Moure, directora de casting, destacan la «versatilidad» de los participantes

Marta Palacios
MARTA PALACIOSValencia

Nervios, concentración y muchos, muchos estiramientos para dar el 100%. Y no es para menos; todos los que se han presentado este jueves al casting abierto de 'Fama, ¡a bailar!' en Valencia aseguran que poder entrar en el programa es un auténtico sueño.

"No fui seleccionado en el casting de Madrid y vengo a Valencia a probar suerte de nuevo", confiesa David Chaparro, bailarín sevillano de 24 años que no tira la toalla. Como él, más de 400 personas dispuestas a luchar por una ilusión: el baile. "Quiero dedicarme a esto, estoy preparándome para las pruebas de acceso para ser profesional de Contemporáneo", cuenta Anna Santamaría (18 años, Alcoy) con un brillo especial en los ojos. "Si me cogieran sería increíble", apunta.

Los hay que llevan prácticamente desde que ha amanecido haciendo cola, como Omar López (21 años, Alcoy), que casi no ha podido dormir en toda la noche, desvela, por los nervios. "Vengo a intentarlo, a probar una experiencia nueva. Si consigo pasar y llegar a ser concursante me cambiaría la vida", dice.

Estiramientos y concentración antes del casting.
Estiramientos y concentración antes del casting. / Juanjo Monzó

Pero si en los alrededores de La Rambleta, donde se ha realizado el casting, la ilusión ha sido máxima, una vez dentro del espacio cultural las protagonistas han sido la esperanza, la ambición y las ganas de demostrar al jurado que pueden ser los candidados perfectos para entrar en la escuela de baile más famosa de la televisión. "Buscamos gente con ganas de aprender, con ilusión y que quiera progresar. Que tenga ganas de descubrir diferentes cosas y que salga de la zona de confort de su propio estilo de baile. En definitiva, buscamos un bailarín completo", cuenta Igor Yebra, coreógrafo, bailarín y director de la escuela de 'Fama, ¡a bailar!', que regresa a la televisión el próximo mes de marzo en el canal #0. Junto a él, y valorando a cada uno de los candidatos, Iker Karrera, profesor del programa y Marta Moure, directora de casting.

Igor Yebra e Iker Karrera, director de la escuela y profesor de 'Fama, ¡a bailar!' respectivamente.
Igor Yebra e Iker Karrera, director de la escuela y profesor de 'Fama, ¡a bailar!' respectivamente. / Juanjo Monzó

Dispuestos en semicírculo, los jóvenes esperan su turno. Como Andrea Lluch, una valenciana de 23 años que ha logrado pasar a la segunda fase. "Llevo toda la vida en la danza. Venir aquí supone demostrar que soy capaz de conseguir lo que me propongo", contaba antes de saberse seleccionada para la fase final de la prueba en Valencia. Y como ella misma decía, todo esfuerzo tiene su recompensa. Sus acrobacias, su disposición y su seguridad delante del jurado la han convertido en una de las protagonistas del día. "¡Estoy alucinando! Cuando me han dicho que estaba en la siguiente fase me he puesto a llorar", cuenta.

La estructura ha sido la siguiente: Todos los participantes han sido distribuidos en grupos y durante un minuto aproximadamente han tenido que improvisar al son de la música. Es ahí donde han tenido que darlo todo. Más tarde, y una vez han pasado todos por delante del jurado, ha comenzado la selección. Los elegidos se volverían a citar por la tarde, esta vez de forma individual, para presentar un baile de 30 segundos.

Valencia, ciudad de baile urbano y comercial

"Buscamos el talento. Han pasado ya 10 años desde la primera edición de 'Fama, ¡a bailar!' y la forma de bailar también ha evolucionado. Por eso no buscamos nada concreto. Sólo el talento", afirma Karrera, algo que también corrobora Moure.

Dos participantes se abrazan después de bailar.
Dos participantes se abrazan después de bailar. / Juanjo Monzó

Preguntados sobre las diferencias entre los castings que ya se han celebrado -Madrid fue el primero, Valencia ha sido el segundo y les seguirán Sevilla (17 de febrero), Bilbao (19 de febrero), Barcelona (21 de febrero) y Las Palmas (23 de febrero)- Iker lo tiene claro: "En Madrid ha habido una parte más de talento y en Valencia hay mucha más versatilidad, bailarines que se pueden modelar", asegura mientras confirma que en este casting ha primado más el "baile urbano y comercial" entre los candidatos.

Según Igor Yebra, "en Valencia nos estamos viniendo muy arriba. Aquí hay hambre e ilusión por el baile y eso es lo que queremos, gente dispuesta a comerse el mundo", explica no sin antes añadir que "hay que luchar, porque la vida no se acaba aquí [en este casting] y los que no han sido seleccionados no quiere decir que sean peores". El coreógrafo ha querido animar, de esta forma, a todos los participates y les ha pedido que no se desilusionen si no resultan seleccionados porque "hay muchas puertas que aún están por abrir".

Fotos

Vídeos