Ureña: «Me voy roto. Ha sido una injusticia»

Paco Ureña no daba crédito ante la negativa del presidente a concederle la segunda oreja del sexto. El murciano, visiblemente afectado, se expresaba así instantes antes de abandonar el coso a pie y no en volandas tal y como clamaba la voluntad popular: «Me voy al hotel roto. La decisión del palco ha sido una injusticia, pero aun así estoy contento. No tengo palabras para describir lo que he sentido toreando y viendo la respuesta del público», afirmaba a Ángel Berlanga entre barreras, añadiendo: «No he podido vaciarme más, a mí hoy no me queda nada dentro, me he entregado completamente. Ha sido una tarde clave, en la que he demostrado lo que puedo llegar a ser».

Antes, Ureña había sido atendido en la enfermería de un «traumatismo craneoencefálico leve» y de una «herida en la frente, en la región interciliar» además de «contusiones varias», según informó el parte facultativo.

Fotos

Vídeos