Vuelve 'Roseanne'

Los protagonistas del 'reinicio' de la serie. Rosseane Barr, John Goodman y Sara Gilbert repiten en sus papeles de la comedia original. / ABC
Los protagonistas del 'reinicio' de la serie. Rosseane Barr, John Goodman y Sara Gilbert repiten en sus papeles de la comedia original. / ABC

La mítica serie de los 90 que retrataba en clave de humor a una familia trabajadora de EE UU regresa a TV con su personaje principal como fan de Trump

MARÍA ESTÉVEZ

'Roseanne', una de las comedias de más éxito de los 90 (en España la emitió La 2) regresa a la televisión (de momento a la de Estados Unidos, de la mano de ABC) con un 'reboot' (reinicio) de ocho capítulos con los mismos protagonistas: Roseanne Barr (Roseanne), John Goodman (Dan Conner) y Sara Gilbert (Darlene Conner). La mítica serie destacó por su representación realista de una familia estadounidense de clase trabajadora, los Conners, que vivían al filo de la navaja y casi sin poder llegar a fin de mes. 20 años después de su despedida, 'Roseanne' vuelve el 27 de marzo, ignorando, como en su estreno, lo que significa ser políticamente correcto. La serie echa tierra sobre lo acontecido en su último episodio, en el que se revelaba que Dan Conner había muerto de un ataque al corazón. Así que su vuelta vivito y coleando promete dar mucho juego. La gran controversia del regreso es la decisión de Roseanne de convertir a su personaje en una ferviente seguidora de Donald Trump, igual que lo es ella en la vida real.

- ¿Qué ha significado para usted regresar con la misma serie a la televisión 20 años después?

- Sentí que me reunía de nuevo con mi familia. Para mí, ha sido divertido y muy fácil porque los personajes contaban con treinta años de historia a sus espaldas y eso te da cierta ventaja frente a la audiencia. Además hay mucho afecto entre todos nosotros.

«Trump ha bajado el desempleo entre las clases trabajadoras y yo apoyo esa oportunidad»

- ¿Cree que serán capaces de superar la prueba del tiempo?

- No lo sé. Cuando me llamó Sarah Gilbert y me dijo que pensaba recuperar la serie, fui la primera sorprendida. Pero si John Goodman quería volver, yo también. Tres semanas más tarde estábamos los dos sentados en un despacho firmando el contrato. La verdad es que nunca pensé que pudiera ocurrir.

- Tengo que preguntarle sobre Trump... ¿Fue usted, como seguidora del presidente americano, quien decidió que su personaje fuera votante de él?

- La mitad de la población votó por Trump y he querido que esa realidad se reflejara en la serie. 'Roseanne' es un retrato real de la clase trabajadora norteamericana, que fueron, en definitiva, quienes votaron a Trump. Es algo que necesitaba ser discutido en la televisión. La polarización en las familias existe ahora mismo en Estados Unidos, hay gente que se odia en ambos bandos y mi idea era mostrar lo que está ocurriendo. Lo hemos pensado mucho.

Fuera de red

- ¿Ha tenido algún impacto en su vida personal ser seguidora de Trump?

-Mis hijos me pidieron que dejara Twitter y ya no estoy en las redes sociales. Me estoy tomando un descanso. Pero yo no estoy aquí para defender a Trump. Él ha hecho y dicho cosas con las que no estoy de acuerdo, igual que Hillary Clinton ha hecho y dicho cosas con las que tampoco estoy de acuerdo. Pero ha bajado el desempleo entre las clases trabajadoras, y yo apoyo esa oportunidad para los menos favorecidos.

- En estos 20 años la población latina se ha multiplicado en Estados Unidos, ¿van a reflejar esa realidad en la serie?

- Sí. La ciudad en la que ellos viven, se llama Elgin, antes era predominantemente blanca trabajadora y ahora son latinos en un sesenta por ciento. La familia blanca se ha convertido en una minoría dentro de su comunidad y, definitivamente, vamos a incluir la cultura latina en algunos episodios.

- ¿Qué le gustaría conseguir con la vuelta de 'Roseanne' a la televisión?

- Quiero que todo el mundo que vea la serie se ría, sin importar su credo político o su religión. Me gustaría ser testigo del final de este despliegue de odio que vivimos en nuestro país.

- ¿Los años han calmado a Roseanne?

- Claro. He crecido, he madurado. Ahora soy abuela, todo aquel que llega a los 65 tiene que apaciguarse. Ya no tengo 40 años, ahora soy feliz con mi médico de la Seguridad Social y mis nietos.

Fotos

Vídeos