«Con Trump el racismo ha salido a la superficie»

Alan Ball en un momento del rodaje. /H.B.O.
Alan Ball en un momento del rodaje. / H.B.O.

Alan Ball, guionista de ‘Here and Now’, retrata a la sociedad americana a través de una familia multirracial. Tim Robbins y Holly Hunter protagonizan la serie (HBO)

MARÍA ESTÉVEZ

Alan Ball, creador de ‘A Dos Metros Bajo Tierra’ y ‘True Blood’, regresa a su casa, HBO, con la serie ‘Here and Now’, un alambicado retrato familiar de una pareja liberal formada por Greg (Tim Robbins) y Audrey, su mujer psicóloga (Holly Hunter). Ambos han adoptado tres hijos: Duc (Raymond Lee), nacido en Vietnam; Ashley (Jerrika Hinton) de Liberia; y Ramón (Daniel Zovatto) de Colombia, pero también tienen una hija biológica adolescente que es menor que los anteriores, Kristen (Sosie Bacon). El trauma y la neurosis por la búsqueda de identidad es uno de los temas centrales de la narración. En una entrevista con Ball, de 60 años, el guionista deja claro su desapego por Trump.

- ¿Cambió la trama cuando ganó Trump?

- No, pero sin duda fue una llamada de atención. Al día siguiente de las elecciones nos presentamos tristísimos en la sala de guionistas, muchos incluso llorando ante lo que se nos venía encima. Sin embargo, buscamos el lado bueno. Nos dimos cuenta de que teníamos la oportunidad de escribir sobre la situación actual y cómo nos va a afectar esta presidencia a todos. Especialmente a los liberales, a aquellos que se consideran guerreros de la justicia. Al final, se trata de seguir viviendo en estas circunstancias, aquí y ahora.

- ¿Puede hablar de los cambios que tuvo que hacer?

- La serie se volvió más política, temas como los nazis o los supremacistas blancos adquieren protagonismo.

- La crítica se ha mostrado sorprendida. ¿Cómo se siente?

- Trato de no leer nada de lo que escriben los críticos. Cada uno debe reaccionar ante lo que proponemos desde su propia experiencia. A mí, personalmente, esta familia me encanta. Porque me fascina la gente con debilidades, la gente que no es perfecta hace que no me sienta tan mal conmigo mismo.

- ¿Es una serie sobrenatural?

- No. Las visiones que tiene Ramón, el hijo colombiano de la pareja, surgen de la idea de que todos estamos conectados. Vamos a explorar la conexión entre su psicólogo y Ramón. Al hacerlo, descubriremos si ellos son parte de algo más grande o simplemente es una relación que tienen entre los dos.

- Muchos creen que es una serie sobrenatural...

- No lo es. Es una serie mística, misteriosa. Lo que Ramón ve, no ocurre en la realidad. Lo que sucede se establece en su mente.

- Los personajes, uno por uno, cuestionan su identidad. Ninguno siente pertenecer a su comunidad.

- Para mí, es importante hablar de identidad porque afecta a cada persona. El hecho de que las dos hermanas terminen en la cárcel; y una tenga una experiencia por ser blanca y Ashley tenga otra por ser afroamericana, pone de manifiesto el racismo institucional que es una realidad terrible en mi país. En América, queremos pensar que vivimos en una sociedad postracismo, mucha gente decía durante la administración de Obama ‘Hemos superado el racismo en Estados Unidos’. Pero cuando Trump consigue la presidencia, el racismo sale a la superficie.

- ¿Es su serie incómoda para los republicanos?

- Creo que los liberales o progresistas pueden tener una relación más fácil con la serie, y no quiero decir que todos los republicanos la vayan a odiar porque eso sería generalizar, pero pienso que hay temas muy significativos, dentro de la mitología del régimen actual, con los que se sentirán antagonistas. Eso es bueno...

- Lo preguntaba porque muchos republicanos recelan de Hollywood al considerar sus producciones parte de la agenda liberal...

- Bueno, pues que hagan ellos su propia serie. Son víctimas lloronas que siempre encuentran un motivo para quejarse. Se quejan de todo, si no les gusta la serie que no la vean.

- ‘Here and Now’ se desarrolla en Portland...

- Portland está considerada un bastión del progreso, y lo es. Pero, al mismo tiempo, no es una ciudad muy diversa, no hay minorías, tiene una historia muy oscura en cuanto a relaciones de raza y me permite explorar esa dicotomía. Por otra parte, es un lugar bellísimo, la luz es increíble, la ciudad es muy dinámica y creo que es ideal para que Greg y Audrey formen su vida y su familia.

- ¿Se identifica con el personaje de Greg que interpreta Tim Robbins? Es el único de su edad...

- Totalmente. Él está más deprimido que yo, pero me ha ocurrido lo mismo. En un momento de tu vida, al mirar atrás, descubres que es difícil aceptar tu realidad. Especialmente para alguien como él convencido de que la gente es buena. Un hombre que cree que puede elegir ser feliz. De pronto, se encuentra a los 60, desconectado de su mujer y sus hijos, de su trabajo, y con Trump de presidente. El mundo se ha vuelto boca abajo. En mi caso, no sufro una crisis existencial porque estoy trabajando en algo que me fascina.

Fotos

Vídeos