Alejo Sauras: «No soy ningún santo»

El actor Alejo Sauras en el inicio del rodaje de la serie 'Estoy vivo'.
El actor Alejo Sauras en el inicio del rodaje de la serie 'Estoy vivo'. / Tesa

Alejo Sauras interpreta a un bondadoso ser extraterrestre, guía de un muerto que resucita, en 'Estoy vivo', la serie policíaca con tintes sobrenaturales que RTVE y Globomedia estrenarán en septiembre

ICÍAR OCHOA DE OLANO

Se le han debido de pasar volando. Alejo Sauras (Palma de Mallorca, 1979) no ha caído en que cumple veinte años de carrera, tiempo más que suficiente para ser considerado un respetable actor. No se queja. La profesión le sonríe. En lo que va de año, ha rematado dos temporadas triunfales de gira teatral con 'El eunuco', rodado una película en el Caribe con Terele Pávez e Hiba Abouk, estrenado 'El jugador de ajedrez' y tiene entre manos «el papel más bonito de mi carrera». Se refiere a 'Estoy vivo', una de las apuestas más ambiciosas de la cadena pública para el próximo curso. «No soy ningún santo», reconoce. Sin embargo, en esta serie lo parece, y mucho.

- El próximo curso, La 1 nos va a llevar al cielo y nos va a traer de vuelta. Y usted va a ser el guía.

- Bueno, no es el cielo. Lo llamamos 'dimensión de tránsito'. Es el lugar al que van las personas cuando mueren y desde el que salen al destino que tengan programado.

- Suena un poco turbador.

- No, no, no. De hecho, yo soy el encargado de que no lo sea, ja, ja. En esa 'zona de tránsito' las personas que han muerto vagan acompañados por 'enlaces'. Yo soy uno de ellos. Les acompañamos hasta que salen a su destino final para tratar que durante ese tiempo estén lo más a gusto posible.

- A usted le toca un inspector de policía que fallece y recupera su vida en el cuerpo de otro. Se reencuentra con los suyos, pero no puede decir quién es. ¿Le merece la pena volver?

- Bueno, eso es lo que vamos a descubrir en la serie. Al principio cree que sí, más tarde cambia de opinión, luego no lo tiene claro... Y es que, en realidad, no recupera su vida. Es como si la viera a través de un cristal y no pudiera tocarla.

- Usted ya no es un yogurín. ¿Le adula que hayan pensado en usted como en un ángel?

- Ja, ja, no lo soy. Ni yogurín, ni ángel. No tengo alas, pero sí vestimos de forma limpia y blanca para transmitir serenidad a la persona que acaba de pasar por una experiencia traumática como es la muerte. Me ocupo de que se adapte cuanto antes y lo mejor posible a la nueva situación.

- ¿Habla bajito, va muy empolvado y pone cara de enigmático?

- No, pero es un personaje bueno. Ha sido creado para hacer el bien.

- ¿Le resulta fácil? Tiene cara de no haber roto muchos platos.

- Ja, ja, bueno he roto unos cuantos. No soy ningún santo. Mi madre dice que tengo cara de bueno porque sonrío con sinceridad.

«Embobado» con su 'jefa'

- Su papel sabe latín sobre la naturaleza humana. ¿Le ha enseñado algo que no supiera?

- El 'enlace' no ha vivido en la Tierra, pero la ha estudiado muy bien para tener mano psicológica con las personas que atiende. Esta vez le mandan acompañar al protagonista en su regreso y eso le hace muy feliz porque la va a descubrir. Ponerte en la piel de alguien que ve la vida por primera vez y que disfruta de cosas pequeñas te hace replantear algunos esquemas.

- ¿Y no habría preferido que le llamaran para darle el papel del asesino en serie?

- Este es uno de los papeles más bonitos de mi carrera. Todos mis compañeros me dicen que este personaje es precioso.

- Acción y misterio con guión de Daniel Écija. ¿Qué puede fallar?

- Seguro que nada. La idea es buena y se está plasmando muy bien.

- Por si las moscas, eso sí, han contratado a tres recientes 'Goyas': Javier Gutiérrez (el protagonista), Roberto Álamo y Anna Castillo. ¿Siente que le falta algo?

- A todo el que no tiene uno le falta. Pero para eso hay que ganárselo, y yo creo que aún no me lo he ganado.

- La gran Julia Gutiérrez Caba hace de su jefa. ¿Qué tal le queda la túnica de San Pedro?

- Trabajar con ella es un honor. Entre un premio y un nuevo proyecto con ella, me quedo con lo segundo. Hay veces que olvido lo que tengo que decir cuando ruedo con ella. Me quedo embobado viéndola.

- ¿Y si el bombazo es tal que de los 13 episodios iniciales acaban en 500, como ocurrió en 'Al salir de clase'?

- Eso sería estupendo.

Temas

Famosos

Fotos

Vídeos