El Mozart de los 'talent shows'

Los cuatro jurados del programa escuchan la interpretación de uno de los concursantes. / tve
Los cuatro jurados del programa escuchan la interpretación de uno de los concursantes. / tve

La 2 estrena mañana 'Clásicos y reverentes', un concurso que busca a jóvenes valores de la música clásica.«Este formato no se ha visto antes en ninguna televisión intenacional»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

En el nuevo 'talent show' de La 2 no van a sonar los temas que más se bailan en las discotecas españolas. A los 50 jóvenes que han superado las pruebas de selección de 'Clásicos y reverentes', el nuevo concurso musical que la segunda cadena pública estrena mañana (a partir de las 12.00 horas), se les va a pedir que interpreten a Mozart, Beethoven o Vivaldi, al violín, la tuba, la flauta travesera o el contrabajo. Presentado por la actriz Sheila Izquierdo, la valoración de los candidatos correrá a cargo del maestro Ramón Torrelledó, la violinista Judith Mateo, el subdelegado artístico de la Orquesta y Coro RTVE, Albert Batalla, y el periodista Máximo Pradera, que «llevaba tanto tiempo sin salir en la tele que me ha sorprendido que ahora se emita en color», bromea.

Durante los diez primeros programas, se recrearán de forma veraz las audiciones por las que deben pasar aspirantes a ingresar en cualquier Orquesta Sinfónica profesional que se precie. «Se trata de audiciones a ciegas detrás de un telón en negro. El tribunal va pidiendo que modifiquen el 'tempo' de la melodía que interpretan para comprobar su versatilidad y dominio del instrumento. Dispondrán de una campana que harán tocar cuando la audición termine. Así los aspirantes entenderán mejor lo difícil que es prepararse para vivir de esto», explica a este periódico Mikaela Vergara, directora gerente de la Orquesta y Coro de RTVE, de la que formará parte el ganador de 'Clásicos y reverentes'.

En el casting, al que se presentaron más de 2.000 personas, se buscaba a jóvenes que estuvieran cursando el Ciclo Superior de Conservatorio o que acabaran de licenciarse en alguna de sus especialidades musicales. A ellos se les va a exigir lo mismo que a los 'triunfitos' que actualmente compiten en 'OT': «Emoción, sacrificio y afán de superación».

Ellos no irán a Eurovisión, ni tendrán una cola de 1.500 personas para firmar discos (como sucedió ayer en Madrid, Barcelona y Valencia con los chicos de Academia musical), pero su formación durante el programa será parecida a la que se imparte en el 'talent' de La1. Los jóvenes que superen la primera ronda eliminatoria recibirán clases magistrales de tres profesores de la Orquesta Sinfónica de RTVE: Yulia Iglinova (ayuda de concertino), Mario Torrijo (solista de tuba) y Raúl Benavent (solista de percusión).

«Valores positivos»

Este 'talent', aunque clásico en su mecánica y temática, es inédito en la parrilla televisiva española. «Es un nuevo formato, no se ha visto antes en el panorama de la televisión internacional. Por eso en el título jugamos con esa ambivalencia de ser reverente o lo contrario. Es un 'talent show' donde se busca el entretenimiento, la divulgación de la música clásica, el descubrimiento y apoyo de nuevos talentos y también la difusión de valores positivos para la juventud en la sociedad actual», apunta Vergara.

Como en todo concurso, este también tendrá su gran final. Una gala que será presentada por Anne Igartiburu y a la que solo accederán los tres aspirantes que sean considerados más aptos, aunque «de forma excepcional podrían ser más, en caso de empate», señalan desde TVE. Allí interpretarán una pieza como solistas y otra junto al resto de miembros de la Orquesta Sinfónica de la cadena pública, «en un gran concierto en el que se abordará un amplio y variado repertorio, con algunas de las obras más emblemáticas de la historia de la música clásica universal».

Fotos

Vídeos