«No había que estirar el chicle de Velvet»

Los responsables de la ficción han creado tres nuevos escenarios. / R. C.

'Velvet Colección', la continuación de la serie de Antena 3 en Movistar+,«tendrá un poco de 'Mad Men' pero manteniendo el 'sabor Velvet'»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

En las nuevas Galerías Velvet ya no suena Aretha Franklin, sino Donna Summer. Todavía se puede seguir comprando ropa a medida, pero el pret-a-porter ha inundado sus estanterías. El bikini va a revolucionar la moda playera, la minifalda arrasa y los colores se han vuelto más vivos. Sin embargo, aunque sean los años 70, todo tiene un aroma familiar. Esa era la idea de los responsables de 'Velvet Colección', como se denomina la continuación de la serie de Antena 3 que verá la luz en Movistar+ en otoño. Y solucionaron esa mezcla de novedad y tradición trasladando la trama a Barcelona, cinco años después del desenlace de la cuarta temporada, para hacer borrón y cuenta nueva pero sin perder la esencia. Allí es donde Ana Ribera (Paula Echevarría), convertida en una diseñadora de éxito internacional y que solo aparecerá en los primeros capítulos, decide iniciar la expansión del negocio abriendo una segunda tienda.

Y a los clientes antiguos les resultará conocida, porque los decorados se siguen grabando en San Sebastián de los Reyes, Madrid, como en la anterior etapa. Esta decisión tiene su lógica: «Las grandes superficies abren tiendas con una estructura similar para que los clientes sepan siempre dónde está todo, que se sientan en su casa. El problema es que vimos que todo era igual y parecía que se nos habían acabado los recursos, por eso hemos cambiado el amarillo vainilla de la fachada y el interior por un negro más elegante. El color lo pondrá esta vez la propia ropa», explica Teresa Fernández-Valdés a este periódico. La responsable de la serie, distinguida el año pasado como una de las cinco mujeres más poderosas de la televisión por la revista 'Hollywood Reporter', acaba de despedirse delante de nosotros de la actriz estadounidense Eva Longoria. «¡No vayas a publicar que sale en la serie, eh! Ha venido solo de visita, somos amigas y quería ver el plató», nos aclara.

Los que están confirmados son Imanol Arias, Marta Torné, Megan Montaner, Andrea Duro y Mónica Cruz, los nuevos fichajes. «No entran sustituyendo roles que ya hemos visto, sino que son mujeres nuevas. Desde Movistar insistieron en que las mujeres siguieran teniendo un papel importante», añade la productora.

Una de las principales obsesiones de los responsables de la serie era no repetirse, algo difícil después de cuatro temporadas en la cadena de Atresmedia con unas audiencias de 3.772.000 espectadores (20,8% de 'share'). Por eso han fichado hasta nuevo director, Gustavo Ron. «No queríamos estirar el chicle, que ni Movistar ni los espectadores se sintieran defraudados. Por eso me llamaron a mí; querían a alguien que no estuviera contaminado por la etapa anterior. Todo el estilismo y decorado responde a la época y nos da un 'look' nuevo. Nos acerca un poco más a 'Mad Men', pero manteniendo el 'sabor Velvet'», explica Ron.

Entre Madrid y Barcelona

La tarea más sencilla, si se puede calificar así, la ha tenido esta vez Alfonso Pizarro, decorador de la ficción. «Como los muebles de los años 70 se han vuelto a poner de moda, ha sido muy fácil comprarlos en tiendas normales y también en anticuarios», apunta. Él ha creado tres nuevos escenarios, que se convertirán en representativos: una escuela de moda, el nuevo local nocturno y una agencia de publicidad. Durante este mes, el equipo de grabación anda yendo y viniendo de Madrid a Barcelona. La semana pasada lograron que el Parque Güell, uno de los monumentos más congestionados de la Ciudad Condal, les cediera sus instalaciones durante dos horas para el rodaje. «Ningún japonés se nos quejó», bromea Ron.

Fotos

Vídeos