«No todo es cantar bien»

José Molina Melgarejo y Manuel de la Calva, en la presentación del libro. / alberto ferreras
José Molina Melgarejo y Manuel de la Calva, en la presentación del libro. / alberto ferreras

Admirador de Pablo Alborán, Manuel de la Calva afirma que la industria discográfica «sólo arriesga con gente joven»

DANIEL ROLDÁN

Podían haber sido dos buenos torneros fresadores en Automóviles Elizalde. Afortunadamente el 'virus' de la música les atrapó y hasta hoy, cuando solo trabajan seis meses al año y dan unos treinta conciertos. «Cantar para vivir», repite Manuel de la Calva como un mantra, que ya supera la barrera de los ochenta años. Unas citas, recalca, donde se vende todo. «Cuatro veces hemos ido al Liceo y lo hemos llenado», dice con cierto orgullo este barcelonés, que comenzó a cantar junto a Tete Montoliú en un club. «No teníamos permiso para bailar, pero sí para escuchar música», relata sobre una época, la mitad de los cincuenta, en la que todo era en blanco y negro.

La mitad del Dúo Dinámico recuerda que cobraron «una pasta» por los conciertos que daban en las bases americanas cuando hicieron la mili en Zaragoza. «Eran 3.500 pesetas». Unos 21 euros. Un dineral entonces. Y así fueron creando su estilo, con pantalones blancos y chalecos de color. Poniendo tonos cálidos a una España oscura, que intentaba recuperarse después de la Guerra Civil. Una época que recoge 'Queridos recuerdos de los años 50 y 60' y que De la Calva y Ramón Arcusa han prologado. «Éramos pobres, pero felices», remacha el primero en un libro que ha escrito José Molina Melgarejo. «Hemos recogido los comentarios, la pasión de la gente, que hablaba de los guateques o de su primera comunión. Es un libro emocional», afirma el autor.

Y es la época en que la música popular empieza a hacerse un hueco, a pesar de la censura. «Nosotros pasamos de cantar 'besar tu boquita sensual' a 'besar tu boquita sin sal'», recuerda De la Calva con sorna. Unos años donde el Dúo Dinámico no paró de trabajar. «Peldaño a peldaño, subimos», incide. Y no solo por su habilidad artística, sino que hay que tener «más cosas». «En 'Operación Triunfo' todos cantan muy bien, pero no solo es cantar bien. Charles Aznavour tiene la voz de una cabra, pero ¡cómo canta! O Armando Manzanero. Pueden hacer muchas versiones de sus canciones, pero solo me gustan las de ellos», reflexiona la mitad del Dúo Dinámico que, de momento, no tiene la intención de cambiar su método de trabajo. No habrá un nuevo álbum. «La industria ya no arriesga. Arriesga con la gente joven», afirma. «Nosotros tenemos canciones nuevas, bien construidas y con letras buenas pero ¿pueden hacer competencia a Pablo Alborán? No, la gente le va a preferir a él. Nosotros tenemos nuestro público y él tiene el suyo», apunta sobre el compositor malagueño. De la Calva afirma que se sorprendió de la «admiración» que le profesaban a Alborán cuando estuvieron juntos en los Grammy latino. «Es buenísimo», comenta.

No se ve el cantante catalán haciendo un 'single' como hicieron el año pasado Shakira y Carlos Vives con 'La bicicleta'. Ni haciendo discos. Seguirán «invernando» y después dando conciertos. «¿Qué vamos hacer, viajar? Ya hemos viajado por todos lados. ¿Estar en casa? Es aburrido. Mientras podamos, cantar», afirma. Y llevarse sorpresas como actuar en Sonorama el año pasado. «Nos hicimos un montón de fotos con los grupos. Había respeto».

Fotos

Vídeos