Las Provincias

Los niños, al 'asalto' de T5 y Cuatro

El padre Ángel y sor Lucía Caram lideran la campaña contra la pobreza infantil emprendida por Mediaset. :: r. c.
El padre Ángel y sor Lucía Caram lideran la campaña contra la pobreza infantil emprendida por Mediaset. :: r. c.
  • El padre Ángel y sor Lucíaapadrinan 'Los comprometidos', una campaña de Mediaset contra la pobreza infantil que estará presente en todas sus cadenas

El padre Ángel (Mieres, 79 años) y sor Lucía Caram (Tucumán, Argentina, 50 años) son los rostros visibles de la campaña que ha emprendido Mediaset para luchar contra la pobreza infantil, una situación que sufren casi tres millones de niños en España. Durante la segunda fase de la iniciativa '12 meses', las cadenas Telecinco y Cuatro darán a conocer los valores que inspiran la Ley Internacional de la Protección de la Infancia. Uno de cada tres menores vive inmerso en el círculo vicioso de la exclusión social, lo que se traduce en que sus padres carecen de medios para reponer sus gafas, adquirir libros de texto o sencillamente procurarles unas vacaciones. «Es un problema que a veces no se quiere ver. Son los gobiernos los que tienen la obligación de hacer una sanidad y una educación gratuitas, que la gente pueda comer y disponga de una vivienda», dice el padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz, una de las once organizaciones que recibirán fondos de la campaña.

Además de los dos religiosos, colaboran en el proyecto los presentadores y colaboradores de Mediaset Raquel Sánchez Silva, Lara Álvarez, Belén Esteban, Manu Carreño y Manolo Lama. Ellos forman el equipo de 'Los comprometidos' y sus mensajes estarán presentes en los principales espacios ('El programa de Ana Rosa', 'Las mañanas de Cuatro', los informativos...), así como en su web y en las redes sociales.

Para sor Lucía Caram, de la Fundación Rosa Oriol, la crisis económica se ha cronificado, de modo que «muchos padres legarán a sus hijos la pobreza». «Es precisa una movilización urgente porque el hambre y el frío no pueden esperar», asevera la monja.

El padre Ángel, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, pone como ejemplo de coherencia en el combate contra la miseria al Pontífice Francisco. «He escuchado al Papa pedir perdón por los cristianos que miran para otro lado cuando ven a los pobres», subraya el sacerdote asturiano, que de la televisión solo se queda con los informativos, aunque no manda ningún espacio «al infierno».

Fan de Évole y 'Pasapalabra' Sor Lucía Caram, la monja del convento de Santa Clara de Manresa (Barcelona), reconoce dos pecados confesables: la incontinencia verbal y digital (es tan locuaz en la vida real como en las redes sociales), así como la falta de prudencia. Admite que puede más en ella la acción que la vida contemplativa. «Mi claustro es el mundo», sostiene.

Esta dominica que salta como un resorte «ante la injusticia y las violaciones de los derechos de los más pequeños» confiesa que es poco afecta a la televisión, al menos como telespectadora. «Me han propuesto ir a 'Gran Hermano'. Me hizo la oferta (Toño) Sanchís, el que fue representante de Belén Esteban, y le dije que no era mi sitio», alega al tiempo que señala que Jordi Évole es su presentador favorito, aunque también recuerda con agrado que se recuperó de una operación viendo 'Pasapalabra'.

Telecinco ha planteado a sor Lucía que visite en diciembre a los 'granhermanos', no para concursar, sino para que sus postulados solidarios tengan su «correlato televisivo». «No creo que sea necesario que entre en la casa para explicar mi mensaje, aunque éste tiene que llegar a todos los sitios», apunta.