Las Provincias

Nuevas caras y una historia de amor en 'Acacias 38'

Nuevas caras y una historia de amor en 'Acacias 38'
  • Nuevas aventuras entrelazadas que enriquecen esta trama coral en la sobremesa de La 1

Los seguidores de "Acacias 38" podrán disfrutar de nuevos rostros y otra historia de amor imposible por un conflicto de clases en la España de finales del siglo XIX desde el 30 de noviembre, cuando se mudarán al edificio un recto coronel viudo, su díscola hija y el mayordomo que trabaja para ambos.

El vacío que dejó la pasión entre Manuela (Sheyla Fariña) y Germán (Roger Berruezo) puede ser rellenado por la no menos problemática relación entre una debutante Laura Rozalén como Elvira Valverde -una joven cuyo padre, el coronel Arturo Valverde (Manu Regueiro) busca "un caballero con posibles para casarla"- y el atractivo mayordomo al que da vida Jordi Coll.

Antes se incorporará al elenco Ander Azurmendi como Fernando, un joven de buena familia que llega al Patronato y que se convierte en un apoyo indispensable para Teresa (Alejandra Meco) cuya relación con el comisario Mauro (Gonzalo Trujillo) sigue deteriorándose por el apoyo que ella dispensa a Cayetana (Sara Miquel).

Nuevas historias entrelazadas que enriquecen esta trama coral del culebrón de sobremesa de La 1, coproducida por RTVE y Boomerang TV, que tiene una cuota media de pantalla en España del 8,5 por ciento, se ha convertido en un fenómeno social en Italia como "Una vita" y se sigue también en Oriente Medio y Puerto Rico.

En pleno rodaje de una serie que está a punto de llegar a los 400 episodios, Manu Regueiro reivindica el género de telenovela de emisión diaria "que no es menor, tiene mucho mérito y en España se hace muy bien y es muy vendible".

De "Acacias 38" destaca que "hay muchas secuencias corales, que son más caras, y falsos exteriores que dan mucho juego de cámara y muchos planos, cuando lo normal son secuencias largas".

Regueiro, conocido por la audiencia por sus papeles en "Hospital Central" o "Amar en tiempos revueltos", se mete en la piel de un coronel viudo y retirado "educado en la severidad y la rectitud, machista y clasista" que busca un buen partido para su hija Elvira y que no tolerará su relación con el mayordomo. "Será un gran conflicto, van a saltar chispas", anticipa.

Pero ese mayordomo llega a "Acacias 38" no sólo para "revolucionar" el altillo del servicio, poblado hasta ahora únicamente por mujeres, y dinamitar la relación entre el coronel y su única hija, sino también para "resolver un asunto vital de su pasado", explica el actor Jordi Coll, recuperado por Boomerang de otra de sus producciones, "El secreto de Puente Viejo".

El actor catalán "flipa" con el éxito de ambas series en Italia, defiende que "una cosa no funciona gratis" y que, tanto en "Acacias 38" como en "El secreto de Puente Viejo" la clave reside en que "están bien hechas".

La más joven del reparto es Laura Rozalén, que tras una breve aparición en "Isabel", logra un papel protagonista con el que está "disfrutando muchísimo".

En su caso, una de las mayores dificultades ha sido adaptarse a un vocabulario pretérito -aunque ha sido más traído al presente conforme ha avanzado la serie- "con refranes y palabras cuyo significado he tenido que mirar".

A cambio, se siente tan a gusto entre vestidos y peinados de época y con una trama en la que "hay muchas historias paralelas e historias de amor, que aquí no siempre tienen final feliz".