Las Provincias

Gran Hermano 17 | Pol expulsado, Fernando repescado y todos nominados

  • Adara se despide entre lágrimas del catalán mientras Clara celebra su golpe de mando

La novena gala de Gran Hermano 17 dejó varios punto de interés que marcarán, a bien seguro, el resto de la convivencia en Guadalix de la Sierra. La pareja Pol - Adara, separada por la audiencia, mientras que Clara y Fernando vuelven a estar juntos tras la repesca y la organización toma una medida jamás vista en el concurso: todos nominados.

Pol, expulsado

Las aguas en la casa de Gran Hermano 17 bajaban un tanto revueltas en las últimas semanas. El asunto de la comida escondida acabó por detonar una convivencia que en el transcurso de las nueve galas celebradas ha sumado bronca tras bronca con insultos y descalificaciones entre todos los concursantes. Uno que ya no será blanco, directo, de las críticas y discusiones será Pol. Anoche la audiencia decidió que Adara y Pol se tenían que separar. El catalán sumó más votos que su pareja, Bárbara y Alain, por lo que abandona el concurso dejando a una Adara rota de dolor y con una emotiva despedida entre lágrimas y ánimos.

Fernando vuelve a la casa

Clara celebró su golpe de mando tras nominar directamente a Pol la semana pasada haciendo valer su poder dentro del Club de Gran Hermano 17. Pero la alegría no acabó ahí. Fernando y Pablo luchaban en la repesca para retornar al concurso. La audiencia decidió que Fernando fuera el elegido para entrar de nuevo a la casa de Guadalix, por lo que Fernando y Clara vuelven a estar juntos.

Medidas contundentes: todos nominados, el cierre del club y al mismo cuarto

Pero la noche no se quedó ahí. La organización ya había anunciado que se tomarían medidas ante el clima que se vivía dentro de la casa. Las decisiones tomadas rompen esquemas entre los concursantes y marcan un antes y después dentro de la casa. La organización de Gran Hermano 17 ha decidido que uno de los dos cuartos queda cerrado, obligando a que los 10 concursantes tengan que dormir en la misma habitación. Para evitar más discusiones se ha optado por quitar los límites a los productos de compra.

Las dos medidas que más afectan a los planes de los concursantes para deshacerse de los compañeros más fuertes son el cierre del Club, por lo que los privilegios de los tres concursantes que lo ocupan, desaparecen, y la nominación de todos los concursantes. Así 'castigó' la organización a los habitantes de la casa de Guadalix por el clima de tensión y discusiones que se viven día tras otro.

Puedes ver aquí el resumen de la gala.