Las Provincias

Jim Carrey, en el entierro de su novia, que tuvo lugar el año pasado en Irlanda. :: zuma
Jim Carrey, en el entierro de su novia, que tuvo lugar el año pasado en Irlanda. :: zuma

Jim Carrey, acusado de homicidio negligente

  • La madre de su exnovia le culpa de su suicidio. «Fue quien se encargó de facilitarle las drogas»

Jim Carrey no gana para disgustos. Por si no tuviera bastante con la demanda interpuesta por el marido de su novia, ahora es la madre de Cathriona White quien le acusa de haber sido el culpable de la muerte de su hija. «Como familia, queremos que el mundo sepa la verdad sobre quién es Jim Carrey, un hombre que le pasará a tu hija tres enfermedades de transmisión sexual», ha dicho Brigid Sweetman poco después de presentar la demanda. Sweetman defiende que el actor canadiense debe ser condenado por homicidio negligente; que fue él quien le facilitó las drogas con las que, hace un año, su hija se quitó la vida y que fue su forma de tratarla lo que la llevó a una depresión de la que ya nunca saldría.

Según cuenta la madre de Cathriona en un comunicado que ya ha dado la vuelta al mundo, el humorista habría contagiado a su hija clamidia y herpes I y II y la habría amenazado para que no se le ocurriera hacerlo público.

Esta será la segunda demanda contra la que deba luchar el protagonista de 'El show de Truman' en los próximos meses. Hace solo unas semanas que Mark Burton, el hombre con el que quien fuera su novia seguía legalmente casada a pesar de estar separada, le acusó también de ser responsable de la muerte de la joven. Entonces, el actor respondió airado: «No estoy dispuesto a tolerar este intento desalmado de explotarme a mí o a la mujer que amé. Los problemas de Cat nacieron mucho antes de que la conociera y, tristemente, su trágico final estaba fuera del control de cualquiera».

Según publicaron ayer los medios norteamericanos, Brigid pretende conseguir, además del esclarecimiento de las razones que verdaderamente precipitaron a su hija hasta la muerte, una compensación económica. Y eso, como no podía ser de otro modo, le suena muy mal al detective de mascotas más famoso del mundo.

Cathriona White, de 30 años, fue encontrada muerta el 28 de septiembre de 2015 en su apartamento de Los Ángeles. Según el informe forense, que catalogó la muerte como un suicidio, la joven consumió tres fármacos, Ambien, Propranolol y Percocet.