Las Provincias

LO DE CÁRDENAS

Muchos me parecen 2.127.000 espectadores para el primer día de 'Hora Punta', el programa que TVE le ha dado a Cárdenas. La pregunta es por qué (por qué se lo ha dado y por qué esa audiencia). Es verdad que la segunda edición del Telediario tuvo 2.137.000 y que el tipo de la información meteorológica había conectado con el espacio producido por Gestmusic, pero aun así resulta inexplicable que tanta gente aguantara tanta nada. Mientras, en 'First Dates' estaba Perra de Satán, «devotísima fan de la Semana Santa zamorana, enamorada de Quim Gutiérrez y filóloga». Hombre, será licenciada en Filología. Una tuitstar. Cárdenas es ahora una estrella de la radio que ha trasladado su chiringuito a la televisión (alguna de sus colaboradoras tenía 9 años cuando se estrenó 'Operación Triunfo'). Nos enseñó a una señora que va con tiburones blancos y nos alertó de que no comiéramos nunca, nunca, nunca aleta de tiburón, que los matan para quitársela. Lo difícil era entender a Cárdenas diciendo nunca, nunca, nunca con su dicción. La ventaja de entrevistar a Pozí, como hacía en 'Crónicas Marcianas', es que a su lado cualquiera parece Rafael de Penagos.

En ese primer programa (es diario) había bromas televisivas (hombres que acariciaban a hombres en unas escaleras mecánicas), ejemplos manidos de cirugías estéticas desastrosas (han descubierto a la vejez a los hermanos Bogdanov) y lo mejor, una psicóloga que analiza inmediatamente cualquier cosa de la que se hable. Era como tu madre persiguiéndote con la escoba y el recogedor limpiando el suelo que manchas. Teniendo en cuenta que el programa es de TVE y, además, de Gestmusic, hubo mucha promoción del reencuentro de 'OT' (en el plató, Verónica y Álex). Y mucho cebo del 'Escondidos' cantado por Chenoa y Bisbal. Cuando lo mejor de todo ese asunto amoroso y desamoroso es Chenoa bajando a la calle llorando y con la sudadera gris.

Lo único bueno del despropósito de 'Hora Punta' es que dura 36 minutos. ¿Pero cómo es posible que esto exista? Muchas risas, anunciaban. Mucha vergüenza es lo que da. Pero más debería darle a quien lo aprobó.