Las Provincias

El reencuentro de los triunfitos

fotogalería

Los triunfitos de la primera edición de 'OT'. :: tve

  • El estreno de 'OT' se convirtió en un fenómeno televisivo.15 años después, TVE reúne en un documental a los 16 participantes

Tenían entre 18 y 26 años y de la noche a la mañana se convirtieron en famosos. Chicos normales que pasaron del absoluto anonimato a llenar estadios y vender 4.390.000 discos en solo un año. Un guion de película, el sueño de cualquier adolescente que se hizo realidad gracias a la primera edición de 'Operación Triunfo', un éxito televisivo sin precedentes (con picos de audiencia del 68% de 'share') del que ahora se cumplen quince años. Para celebrarlo TVE ha vuelto a reunir a los dieciséis participantes originales en un documental dividido en tres partes que se emitirá los domingos 16, 23 y 30 de octubre (a partir de las 22.10 horas), y con la retransmisión de un concierto en directo desde el Palau Sant Jordi de Barcelona el día 31 de este mes. El recinto, con capacidad para 24.000 espectadores, está a punto de colgar el 'no hay billetes'.

«Y será la última vez que les veamos juntos porque no se volverá a repetir», sentenciaba ayer por la mañana Tinet Rubira, productor de 'OT', durante la presentación del documental a los medios. La frase iba cargada con un anzuelo publicitario pero tenía otro trasfondo. No es fácil que David Bisbal, David Bustamante, Chenoa, Rosa López, Manu Tenorio, Nuria Fergo y compañía hayan podido cuadrar sus agendas para pasar un día juntos y recordar los viejos tiempos. Hace quince años eran jóvenes impresionables y algo lacrimosos, pero ahora algunos son superestrellas de la canción.

«Fue muy divertido reencontrarse todos, teníamos la sensación de que no habían pasado quince años, incluso hacíamos las mismas tonterías que entonces. Ayudó a que parte del equipo, como los cámaras o las maquilladoras, fueran los mismos que estuvieron en 'Operación Triunfo'. Nos llevamos bien pese a quien le pese», confesó Chenoa. En la primera parte del documental los 'triunfitos' cantarán alrededor de un piano las canciones más míticas de la primera edición. La segunda, en cambio, «tendrá un tono muy distinto y se centrará en hablar de la parte menos bonita: los miedos, el encierro, el después y el cambio de vida», explicaba Nia Sanjuán, encargada de dirigir este especial. Mientras que el último episodio está articulado en torno a un cine de verano en el que los exconcursantes visualizarán imágenes «que no habían querido volver a ver desde su paso por el programa». Allí estarán presentes también Àngel Llacer, el carismático profesor de 'Operación Triunfo', y Nina, la directora de la academia. Carlos Lozano, presentador de aquella primera edición, finalmente aparecerá en el documental, que se completará con reportajes de la vida actual de cada uno de los concursantes.

Las lágrimas de Rosa

Durante la rueda de prensa de ayer, abarrotada de periodistas, se pudieron ver siete minutos del especial que también eran inéditos para los 'triunfitos'. Las imágenes causaron una emoción especial en Rosa, la ganadora del primer 'Operación Triunfo', a la que le tuvieron que traer un paquete de pañuelos porque no podía contener las lágrimas.

Este momento ayudó a que algunos se animaran a contar las situaciones que vivieron hace quince años. «Cuando acabó el programa fue difícil para todos asumir tanta popularidad, a mí me dio miedo. ¡Hasta mi madre me llamaba Manu! Cuando ella siempre me había llamado Manuel», recordó Manu Tenorio, clasificado en quinto lugar del 'talent show'. «Yo también tuve miedo porque no sabía lo que iba a pasar. Fue el amor por la música lo que nos hizo seguir», apuntó Verónica Romero, semifinalista del primer 'OT'.

El concierto del 31 de octubre también dejará escenas para el recuerdo. Bisbal y Chenoa interpretarán de nuevo el tema 'Escondidos', como ya lo hicieron durante la primera edición del concurso. En aquel entonces ambos eran pareja y por eso el momento ha despertado gran interés. «Cuando lo veo desde fuera quince años después lo veo como vosotros y lo tomo con naturalidad. No es un tema tabú para mí, pero mi punto de vista es diferente porque es mi historia», reconoció la cantante.