La transparencia en los museos valencianos, a medias

Exopsición de los fondos de la CAM en el Centro del Carmen. / Manuel Molines

Sólo el Centro del Carmen hace público el sueldo de comisarios y artistas junto al coste de las exposiciones

Carmen Velasco
CARMEN VELASCOValencia

El verano es el periodo por excelencia de los museos. Son la parada casi obligada de los turistas que visitan Valencia y también son frecuentados por vecinos. Las pinacotecas realizan esfuerzos importantes por acercar y dar a conocer sus grandes colecciones a la sociedad. El interés por aproximarse al ciudadano se queda en la mayoría de las instituciones artísticas de la Comunitat en la parcela artística, es decir, no muestran un tesón similar por dar cuenta pública sobre sus principales áreas de gestión, aunque las pinacotecas municipales, provinciales y autonómicas se gestionen gracias a los impuestos del ciudadano. Sólo hace falta echar un vistazo a los portales on line de los museos para comprobar que la transparencia, salvo honrosas excepciones, es una asignatura pendiente.

La web del IVAM detalla, en el apartado de Información Económica de Portal de Transparencia, los movimientos contables de la gestión del museo. Se pueden descargar en un excel los pagos y cobros tramitados hasta junio. Están disponibles las cuentas presupuestarias desde 2012 a 2016, sin embargo, las auditorías internas del IVAM de 2015 y 2016 no se pueden consultar. En la web del museo se incluye el enlace al informe de fiscalización de la Conselleria de Hacienda, documento que se limita a describir el procedimiento del análisis anual pero no aporta los datos y los resultados del mismo, es decir, no son accesibles al público. Así el documento de 2016, con fecha de junio de 2017, está formado por tres folios, uno menos que el referente a la auditoría de 2015.

Algunas informaciones no están actualizadas, como sucede con las actas del Consejo Rector, que dan fe de la gestión de la pinacoteca. En la web están disponibles las actas desde 2011 a 2016, pero no las del presente ejercicio pese a que los miembros del órgano se han reunido a lo largo del año. En el apartado de la información corporativa, que sí aporta la relación de viajes del director del IVAM en 2016 y 2017, no facilita el número de visitantes anuales de la pinacoteca, pero sí el proyecto del José Miguel G. Cortés.

Los museos municipales y los de la Diputación son los más opacos para el ciudadano

El museo valenciano trata de dar cuenta de la gestión económica y administrativa pero, o bien, ésta no está actualizada, o bien, es incompleta. El informe 'A través del espejo', elaborado por la Fundación Compromiso Empresarial, analizó la transparencia en los museos españoles y el IVAM recibió una valoración de 4,5 (sobre un máxima de 14) siendo el Museo Dalí (11 puntos) el de mayor puntuación. En dicho estudio, el Museo de Bellas Artes de Valencia tuvo una puntuación de 1,5, aunque lo cierto es que la web de esta institución no ofrece ningún dato más allá de las actividades artísticas, la colección, los fondos y la estructura organizativa. No tiene enlace propio, como sucede con el IVAM, para consultar los datos de transparencia, sino que remite al usuario al portal de la Generalitat.

Datos contra la opacidad

El Centro del Carmen, dependiente del Consorcio de Museos, es la institución artística que más en serio se ha tomado la gestión transparente. Tal compromiso se comprueba a través de la web donde se publica con todo detalle cualquier movimiento y gasto del Centro del Carmen. Concreta cuánto cobran los comisarios (honorarios) y los artista de cada exposición sin excepción e incluso el coste del montaje de las mismas, el precio del seguro de las obras, del catálogo, del desplazamiento de los técnicos, etcétera. Así, la exposición 'Joc', actualmente en exhibición, tuvo un coste total de 43.227 euros. No es la del precio más elevado, que corresponde a 'Discursos premeditats. Col.lecció Fundación Caja Mediterráneo' (48.839 euros).

El Centro del Carmen es, además, el único que ofrece el número de visitantes. «La información cuantitativa y cualitativa sobre los visitantes constituye un elemento de primer orden para valorar el impacto y el desempeño de los museos», recoge el informe de la Fundación Compromiso Empresarial.

Los museos de la Diputación (MuVIM, Prehistoria y Etnología) como los municipales son completamente opacos para el ciudadano. No ofrecen ningún tipo de información en sus páginas web más allá del horario, las exposiciones y las actividades culturales.

La transparencia de los museos valencianos se ejecuta a medias, pese a ser una señal inequívoca de buenas prácticas de la gestión.

Vicent Ros, el único que no ha hecho público su proyecto

De todos los concursos públicos celebrados recientemente para elegir al responsable de una institución cultural, sólo Vicent Ros, el actual director del Palau de la Música, no ha hecho público su proyecto ganador. Los responsables del IVAM, CulturArts y Consorcio de Museos tienen su propuesta disponible en la web, incluso los tres directores adjuntos del Institut Valencià de Cultura (Artes Escénicas, Audiovisual y Cinematografía y Música y Cultura Popular), también. En el portal de transparencia del auditorio municipal se puede consultar el currículum de Ros, su formación académica, el acuerdo de la Junta de Gobierno (en el que se precisa el salario (72.447,30 euros brutos anuales) por el que fue nombrado, pero no figura el programa que en teoría está desarrollando. El proyecto de Vicent Ros, quien desde julio de 2016 está al frente del coliseo, paradójicamente llevaba por título 'Un Palau obert'.

Fotos

Vídeos